Nuevas alternativas al tocadiscos de siempre para los DJs

Última actualización: 17.09.19

 

Uno de los pocos segmentos en el que los tocadiscos han seguido presentes, a pesar de todos los avances que hemos visto en lo que a reproducción de audio digital se refiere, es el de los DJs. Unos usuarios muy particulares para los que incluso los principales fabricantes de tocadiscos disponen de líneas específicas, adaptadas a la necesidad de ejecutar scratches o de tener el máximo control en lo que a la reproducción del sonido se refiere. Y no hablamos tanto de la calidad de salida de los tocadiscos, que también, sino de otros aspectos como los que tienen que ver con el control preciso de la reproducción desde el segundo exacto en que la misma es necesario.

Por eso, las líneas profesionales de estos productos siempre han estado pensadas para ellos. No obstante, también hay cada vez nuevas alternativas con las que disponer de productos capaces de hacer más fácil su trabajo, al tiempo que les dan una mayor creatividad a la hora de disfrutar de su tarea.

 

Presentado el Phase

Uno de estos lanzamientos el Phase de MWM. Un dispositivo que viene a revolucionar la forma en que el DJ controla el giro del disco, logrando una precisión y una calidad nunca vista en los dispositivos convencionales. Ideal por tanto para quienes han dedicado tiempo a perfeccionar su técnica y quieren un dispositivo que también esté a la altura.

En su diseño, Phase cuenta con una pequeña barra con un agujero central, que se coloca sobre el disco y viene a reproducir todos los movimientos que el DJ realice sobre el disco. La ventaja de este sistema es que los sensores incluidos en el producto perciben con una considerable precisión todos los movimientos del disco, de modo que hay una mayor precisión a la hora de mover el mismo. De hecho, en las diferentes pruebas realizadas por la empresa no han percibido problemas de latencia ni tampoco de pérdida de señal, ni siquiera con los movimientos rápidos o complejos.

No obstante, es importante destacar que este producto tiene un pequeño truco, dado que no se usa sobre un tocadiscos convencional y su disco correspondiente, sino que el mismo se emplea cargando previamente las pistas en un software como Serato o Traktor. Así que lo que transmite este dispositivo son solo los movimientos que se realizan a la hora de pinchar. Pero lo cierto es que este sistema incluso es más eficiente que los que incluyen buena parte de los controladores de DJ actuales.

El producto se remata con un diseño sencillo, una presentación en paquete individual o con varios sensores y una duración de batería de unas 10 horas por cada carga. En cuanto a su precio, dado que el mismo actualmente no está a la venta no es posible conocerlo pero según apunta el fabricante el mismo llegará en verano a un precio estimado de 300 dólares. Veremos que tal aceptación tienen entre los usuarios

 

 

Los controladores de DJ, otra alternativa

Otra alternativa que los DJ tienen para realizar mezclas, pinchar música y realizar sus propias creaciones son los controladores de DJ. Estos productos vienen siendo el equivalente a una mesa completa, con sus platos, sus controladores y el resto de elementos necesarios para hacer prácticamente de todo, dependiendo obviamente del nivel del producto que estemos valorando.

No obstante, al igual que en el caso del dispositivo Phase, estos productos tampoco utilizan discos sobre los platos para pinchar, sino que emplean archivos digitales en cualquier formato para reproducir ese sonido. Así pues, al usar estos dispositivos no pinchamos sobre vinilo sino sobre los archivos que tengamos almacenado en nuestro ordenador, usando como “mando” este controlador de DJ.

La ventaja de estos controladores es que el DJ puede tener ya la sesión hecha en su cabeza y debidamente cargada en su PC para irla pinchando o mezclando como quiera. Algo a lo que ayuda el hecho de que estos controladores dispongan de dos platos separados, por lo que es fácil poder hacer scratches y también gestionar la mesa como si fuera un modelo tradicional. Algo a lo que también ayuda el diseño de ese panel de control, donde podemos ajustar el fade, el volumen, añadir efectos y hacer incluso muchas más cosas de las que haríamos con una mesa tradicional.

Respecto de la oferta actual, en el mercado tenemos una alta disponibilidad de modelos, que van desde los más sencillos y compactos, que pueden llevarse a cualquier parte, hasta los más completos y complejos, que nada tienen que envidiar a las mesas profesionales y convencionales. Lo que sí es importante recordar es que estos controladores requieren de un ordenador

 

 

Otras novedades

Si lo que te hemos presentado no te sorprende lo suficiente, vamos contras novedades que han cambiado la forma en que los DJs pinchan y que también alejan la necesidad de tener un tocadiscos cerca.

Uno de estos modelos es el CD DJ. En este cambiamos los vinilos por los CDs, incluyendo este modelo un plato giratorio en la parte superior con el que es fácil realizar los scratches, las mezclas y los demás procedimientos habituales del DJ. Hablamos de un modelo que incluye el lector, apto para CDs y dispositivos USB, aunque como en el caso del Phase, este producto también requiere de un software de mapeo y sincronización para funcionar. Los precios parten desde los 200 euros de los más sencillos a los 1.500 euros de los productos de mayor complejidad.

Otra opción novedosa es la que incluye todo en un solo equipo, como como ocurre con las cadenas de LG. Hablamos de modelos como la OK55 o la OK75, que tienen el formato de un XBOOM combinado con un controlador de DJ situado en la parte superior. Un Xboom o Boombox es un gran altavoz que incluye puertos y elementos para reproducir sonido de forma directa. La novedad de estos modelos es que cuentas también con este controlador en la zona superior, así que es fácil hacer mezclas en cualquier parte con un equipo sencillo y fácil de instalar.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...