contact

¿Qué es un codec y para qué sirve?

Última actualización: 14.04.24

 

Gozar de compatibilidad de formatos de audio y vídeo en nuestros dispositivos es un factor importante para disfrutar del contenido que nos interesa. Siendo así, conocer cómo instalar códecs y solucionar errores relacionados puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza. Además, resulta interesante saber que existe una alternativa para convertir videos sin instalar códecs adicionales.

 

En la era digital, el audio y el video son parte integral de la mayoría de las actividades diarias. Ya sea para el entretenimiento, la educación, las conferencias en línea, etc. Por lo tanto, es importante que los formatos de audio y video sean compatibles con diferentes dispositivos y sistemas operativos. Aquí es donde entran en juego los códecs.

Seguramente, al menos una vez en la vida, te has encontrado con el hecho de que tu computadora portátil o PC se negó a reproducir música descargada, un vídeo o una película de un disco el mismo día en que te habías decidido a pasar una agradable velada frente a la pantalla del monitor. Puedes deshacerte de este problema de una vez por todas si instalas o actualizas los códecs.

¿No sabes qué son los códecs y cómo funcionan? ¡Entonces este artículo es para ti! A partir de él, aprenderás qué es el codec de vídeo, para qué sirven los códecs y también comprenderás cómo puedes resolver el problema de la reproducción de vídeo sin instalar códecs.

 

¿Qué son los códecs?

Un códec es en realidad un compuesto de dos palabras: codificador y decodificador (co/dec). ¿Qué es lo que hacen? En pocas palabras, dado que los archivos de video son muy grandes, es necesario encontrar una forma de hacerlos más pequeños. Un códec codifica comprimiendo datos para su almacenamiento o transmisión, luego los descomprime para reproducirlos o editarlos.

Un códec es un código de computadora que realiza su función cada vez que el software llama a un archivo. Los códecs también se pueden usar en hardware físico, como una cámara, para convertir el video y el audio entrantes a formato digital. El códec también cambia de función y convierte las señales de audio y video digital en un formato de reproducción.

Si es muy simple, entonces el proceso de grabación y reproducción de video se ve así: el video original se codifica en un archivo, que luego debe ser decodificado por el teléfono o la computadora para poder reproducirlo. ¿Por qué esas dificultades? Esto es necesario para que los archivos de video no ocupen demasiado espacio y puedan transferirse rápidamente y almacenarse convenientemente.

 

¿Por qué son necesarios los códecs?

¿Es posible prescindir de la codificación? Teóricamente, es posible. Sin embargo, en la práctica, es mejor utilizarla. El hecho es que los códecs realizan una función muy importante: comprimen archivos a tamaños aceptables para los dispositivos modernos.

Los archivos de video creados por las cámaras durante el proceso de grabación son demasiado grandes: ¡un video de cinco minutos tomado en un teléfono inteligente moderno puede ocupar varios gigabytes de memoria sin comprimir! Piensa en cuánto espacio en disco tienes en tu computadora o tablet y dispositivos móviles, e imagina cuántos videos sin comprimir podrías almacenar en ellos; probablemente serían muy pocos.

Quizás en el futuro, cuando la memoria de las computadoras y los dispositivos alcance decenas y cientos de terabytes, la necesidad de usar códecs desaparezca, pero ahora no podemos prescindir de estos programas inteligentes que convierten videos de gigabytes en megabytes.

Tipos de códecs y cómo instalarlos

Hay al menos tantos formatos de códecs como formatos de archivos multimedia. Por lo tanto, aquellos que a menudo tienen que ver o trabajar con archivos tomados en diferentes dispositivos deben mantener un conjunto de todo tipo de códecs en su computadora. Sin embargo, no los tienen todos y no siempre necesitan ser descargados e instalados por separado en alguna parte.

Hay muchos códecs de vídeo y audio para diferentes propósitos. Cada códec se “especializa” en un solo tipo de datos. Los códecs de audio (AAC, AIF, AU, MP3, RA, RAM, WMA, FLAC) se encargan de procesar las grabaciones de audio, los códecs de video funcionan con video (DivX, AVI, H.261, H.263, H.264, MPEG, RM, RV, WMV). Ambos tipos de códecs “evocan” videos que contienen tanto sonido como video.

La instalación de códecs depende del sistema operativo que esté utilizando: 

En Windows, puedes descargar e instalar códecs desde Internet o a través del Panel de control. 

En Mac, los códecs se incluyen en QuickTime. 

En Linux, los códecs se pueden instalar a través del administrador de paquetes del sistema operativo.

 

¿Cómo solucionar errores relacionados con los códecs?

Ya analizamos qué es un códec y cómo funciona. Pero, ¿qué hacer si nada funciona por culpa de ellos? El video simplemente no se reproduce o el reproductor da errores como “falta el códec requerido”.

Si has filmado un video en un teléfono inteligente, pero no se reproduce en otro, la opción más fácil es encender el video a través del editor de video integrado en el teléfono inteligente (generalmente puedes encontrarlo a través del comando “editar video” directamente desde la galería de imágenes) y guardarlo con una cantidad estándar de fotogramas.

Si has filmado en una cámara y luego descargaste el vídeo en una computadora, y no se puede leer el archivo, debes averiguar qué video códec usa el modelo en particular. Por lo general, esta información se puede encontrar en las instrucciones de la cámara o en el sitio web del fabricante. Luego debes encontrar e instalar el códec deseado.

Lo más probable es que, en nuestro tiempo, para escuchar música y ver videos, no busques y descargues cada códec por separado, sino que elijas un reproductor con códecs preinstalados o un paquete con un conjunto completo de códecs para cualquier formato, como K-Lite Codec Pack para Windows, MPlayerX para Mac o AC3 Codec para Android. Hay varias docenas de ellos de diferentes fabricantes. Es importante comprender que el hecho de que un video funcione con un conjunto particular de códecs depende de muchos factores. Es posible que debas probar varias opciones diferentes para encontrar la mejor para ti.

Si no deseas instalar códecs, también puedes intentar convertir el archivo a un formato compatible utilizando un convertidor de video (de escritorio u online). Una herramienta popular para la conversión de video es Movavi Video Converter. Este software es fácil de usar y permite convertir videos a diferentes formatos, incluyendo MP4, AVI, MKV, WMV, etc. Además, Movavi Video Converter es compatible con una amplia variedad de dispositivos, lo que garantiza una reproducción sin problemas en cualquier dispositivo.

Como alternativa a Movavi, puedes probar VideoSolo, que también funciona bien en este campo, permitiendo convertir a MP4 y otros formatos populares.

 

Conclusión

Los códecs son un componente crítico en la reproducción de audio y video en diferentes dispositivos y sistemas operativos. Si bien la instalación de códecs es una solución para resolver los problemas de compatibilidad, hay otras opciones como la conversión de archivos con un convertidor de video. En cualquier caso, es importante tener los códecs adecuados para garantizar una experiencia de reproducción de audio y video sin problemas.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS