Google Pixel Buds, tu nuevo asistente personal

 

A primera vista, los Google Pixel Buds pueden parecer unos auriculares inalámbricos más de los muchos que vemos en el mercado, pero lo cierto es que estos productos son mucho más que unos meros auriculares convencionales. Y es que este producto no solo te ofrece una alta calidad de sonido, sino que también cuenta con la compatibilidad necesaria para que puedas entenderte a la perfección con el asistente virtual de Google.

 

La auténtica necesidad de este modelo

Sin embargo, es lógico que Google no fuera una marca que tenga especial preocupación en este tipo de cuestiones, sino que tenía que haber una causa por detrás para que este gigante se preocupase de lanzar este tipo de productos al mercado. Y la razón se llama conector Jack. Un conector que sigue estando condenado a la desaparición, al menos viendo los pasos que están dando otros fabricantes como Apple o Samsung. Una tendencia a la que Google también se ha lanzado en sus modelos Pixel 2 y Pixel 2 XL.

Así pues, para disponer de una alternativa al puerto Jack que hemos comentado, era necesario dar el salto al mundo de los auriculares inalámbricos. Así que esta es la razón por la que realmente este producto ha sido lanzado al mercado: para cubrir una necesidad que, en caso de no contar con este dispositivo, quedaría al descubierto para los usuarios de este tipo de smartphones.

 

La conectividad con el asistente es un extra

Dejando de lado pues este aspecto inicial, quizá sí nos interese saber qué es lo que estos auriculares pueden hacer por nosotros, más allá de lo que haría cualquier auricular convencional. Y el secreto se llama Google Assistant, también conocido como el asistente de Google. Algo que resulta lógico, dado que si Google no es capaz de producir unos auriculares que se entiendan bien con su asistente, podríamos estar hablando de un fracaso.

 

 

Por suerte, en este caso, Google no ha metido la pata, sino más bien al revés. Y  es que estos auriculares inalámbricos cuentan con plena compatibilidad con este asistente. Basta con tocar el botón situado en el auricular derecho del dispositivo para ponernos en contacto con el mismo y darle las órdenes que consideremos oportunas. La alta calidad del micrófono incluido se encargará del resto.

 

Fáciles de instalar

Otra ventaja que tienen estos auriculares inalámbricos es la sencillez de su proceso de instalación. Tanto como para que no tengamos más que aceptar una notificación en nuestro móvil para proceder a conectarnos con nuestro terminal. Esta solución tiene un planteamiento similar al de los AirPods, imitando así el comportamiento del chip W1 que el equipo de Apple incluye. Lo único que necesitamos es que el móvil en el que vayamos a conectar los auriculares disponga de la versión Android Nougat (la 7.0) o superior para ejecutar dicha conexión.

 

Luces y sombras en el diseño

Si eres de los que quieren lucir un producto de moda, lo cierto es que los Pixel Buds no son de los más destacados. Algo que se percibe en el primer contacto visual, donde encontramos un producto con un diseño convencional en lo que a los auriculares se refiere, que además están unidos por un cable central, frente a la imagen sin cable de los AirPods o de otros auriculares inalámbricos de alto nivel.

A cambio, encontramos una parte exterior algo más grande que la interior en la zona de los auriculares. Esto se traduce en una zona más amplia en lo que a la zona de la botonera se refiere. Un planteamiento que hace más fácil seleccionar las diferentes funciones del dispositivo con una simple pulsación, sin que esto afecte a la comodidad de su diseño. Esto también permite lucir estilo, gracias al marcado con la reconocible G de Google en esta parte del producto.

 

Autonomía y batería

Los Pixel Buds también se quedan en la parte media en lo que a la autonomía de batería se refiere. En concreto, este modelo dispone de una autonomía estimada de unas 5 horas, aunque como es habitual con estos equipos, dicha autonomía depende principalmente del uso que le demos. Aun así, no es poca batería, aunque tampoco es uno de los productos de mayor capacidad en este apartado.

 

 

En cuanto al proceso de carga, el producto se acompaña de un estuche, que además sirve para ejecutar su carga, tal como pasa con otros auriculares de botón y otros formatos similares. Así que no tendremos más que guardar los auriculares correctamente en las zonas de contacto para ejecutar dicha carga.

El principal problema de esta parte del proceso es que la presencia del cable no hace sencillo el proceso, así que tendremos que tener cuidado para ajustar el mismo en el interior de ese estuche. Por cierto, el estuche te ofrece 24 horas más de autonomía antes de que tengamos que proceder a cargarlo de nuevo.

 

Próximamente, la versión 2

En este punto, es posible que ya te hayas enamorado, o no, de este dispositivo, Pero lo cierto es que Google ya está trabajando y tiene casi ultimado el lanzamiento de los Google Pixel Buds 2. Una versión renovada de este dispositivo que mejora en parte el rendimiento y su funcionamiento, aunque también es cierto que el producto mantiene su precio en torno a los 180 euros, aproximadamente.

Por suerte, si tu presupuesto es algo más ajustado o simplemente prefieres un modelo con conectividad USB C, Google también te ofrece una alternativa interesante. En este caso, hablamos de una versión de los Pixel Buds con cable, que cambia esta conectividad frente a la inalámbrica de su “hermano” inalámbrico.

No obstante, esa conexión no afecta a la hora de mantener algunas de las funciones por las que destacan los Pixel Buds inalámbricos, como la amplia compatibilidad con el asistente de Google o bien la posibilidad de realizar traducciones simultáneas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...