Cómo convertir cualquier televisor en un Smart TV

Última actualización: 13.12.19

 

Vivimos en tiempos en los que los Smart TV copan el mercado. Pero aquellos usuarios que no tengan estas funciones inteligentes en su equipo pueden disfrutarlas con solo comprar el accesorio adecuado para ello.

 

Uno de los productos electrónicos que más vida útil tiene en nuestro hogar es el televisor. Es habitual que uno de estos televisores pueda llegar a durarnos 10 años, siendo extraño aquel cuya vida útil no llega al menos a los 5. Esto provoca que muchos usuarios tengan en casa televisores planos pero que no tienen las funciones Smart TV que tan de moda están hoy día, puesto que las mismas no estaban disponibles cuando compraron esos televisores.

Por suerte, el mercado ha venido a su rescate, a fin de ofrecerles dispositivos sencillos y compactos con los que añadir esas funciones inteligentes a cualquier televisor. Algo para lo que no importa la antigüedad del producto, dado que lo único que necesitamos es que ese televisor tenga un puerto HDMI… y a veces ni eso.

 

Qué significa un Smart TV Box

El aparato que vamos a usar para este fin, dejando de lado el nombre comercial del mismo, es el Smart TV Box. Este dispositivo es una suerte de pequeño equipo informático, que tiene la capacidad de acceder a la red, procesar imágenes desde diferentes fuentes así como de emitir esa señal directamente a nuestro televisor. Para ello se utiliza un cable HDMI, la mayoría, o bien otro tipo de conexión de imagen y sonido. 

Estos productos suelen emplear un sistema operativo Android, o bien un sistema propio, dependiendo del fabricante. En todos estos casos hablamos de productos con los que podemos instalar las principales app de cualquier plataforma de streaming así como otras aplicaciones y programas interesantes para acceder a todos tipo de contenidos y funciones.

 

 

Los principales Smart TV Box del mercado

Una vez que ya conocemos estos productos, es el momento de entrar en detalle a hablar de modelos concretos. Productos que pueden ser específicos, como los que vamos a analizar a continuación, o bien los productos genéricos, a los que dedicaremos un apartado aparte.

Google Chromecast: Este es uno de los dispositivos preferidos por los usuarios. Por un lado porque es extremadamente fácil de controlar. Tanto como para poder hacerlo directamente desde tu móvil, simplificando el proceso de enviar contenidos desde el mismo así como elegir videos de  Youtube y otros contenidos para que se reproduzcan directamente allí. Este modelo es compatible con gran cantidad de aplicaciones actuales como Spotify, Facebook o Netflix, estando previsto que la lista siga creciendo. El producto se presenta en dos versiones diferentes. La versión convencional tiene una calidad de imagen Full HD y tiene un precio estimado de unos 40 euros. Respecto de la segunda, esta llega a una calidad de imagen 4K y tiene un precio de unos 80 euros.

Apple TV: El Apple TV es la respuesta de la marca de la manzana para este tipo de dispositivos. Un producto que mantiene el planteamiento del Chromecast aunque sin la obligatoriedad de tener un dispositivo Apple y de usarlo para controlar el dispositivo. En el resto de aspectos el diseño es el mismo, ofreciendo un sistema propio de Apple con compatibilidad con una gran gama de funciones.  Y tal como pasa con el dispositivo de Google, este se presenta también en dos versiones. El modelo convencional con resolución Full HD tiene un precio de 80 euros, mientras que el de resolución 4K incrementa su precio a los 199 euros en la versión de 32Gb de almacenamiento y sobre 219 euros en la de 64 GB de capacidad.

Amazon FireStick: Otro clásico del mercado es el FireStick de Amazon. Visualmente podría pasar por un sencillo pendrive, dado que es la forma que tiene. Sin embargo, el sistema que aloja en su interior nos permite conectarnos a la red y disfrutar de una amplia oferta de contenidos, en la que no falta Amazon Prime Video. Por sus características, es de los modelos más sencillos de instalar y también tiene una buena conectividad y control desde el móvil, para que todo sea más fácil de gestionar. En cuanto a su precio, este es de 60 euros, aunque si eres usuario de Amazon Prime tiene descuento.

 

 

Los Smart TV Box convencionales

Además de estos Smart TV Box específicos tenemos los que podríamos llamar Smart TV Box convencionales. En este contexto encontramos una gran cantidad de fabricantes que lanzan al mercado este tipo de productos. Entre sus características principales tenemos la de contar con un sistema operativo Android, que hace mucho más fácil instalar todo tipo de aplicaciones y elimina los problemas de compatibilidad de otros modelos.

En cuanto a su configuración, la amplia variedad hace que tengamos mucho donde elegir a la hora de encontrar el mejor Smart TV Box (Si pulsas aquí, encuentras varios productos para elegir) para nuestro hogar. Empezando por la configuración básica, por ejemplo, tenemos equipos con procesadores de cuatro núcleos, lo más habituales, aunque ya se va viendo algún modelo de ocho núcleos. Estos suelen acompañarse de una memoria RAM de 1 a 4 GB, siendo recomendable apostar por los que tienen al menos 2 GB en adelante. Algo parecido pasa con el almacenamiento interno, que oscila de 8 a 32 GB de capacidad, estableciéndose el mínimo recomendable en los 16 GB. Respecto de la calidad de imagen, prácticamente todos los dispositivos emiten imágenes en formato Full HD, habiendo cada vez más modelos compatibles con los sistemas 4K.

Dicho esto, las opciones que nos presentan estos equipos se disparan. Entre las mismas destaca la conectividad Bluetooth, que permite controlar el equipo con un teclado o ratón externo. También interesante es la conectividad WiFi de doble banda, con la que acelerar la velocidad cuando usamos redes WiFi de alta velocidad. No podemos olvidar tampoco las opciones de conectividad físicas, en las que no faltan los puertos USB 3.0 o los lectores de tarjeta, aptos para acceder a contenidos o bien ampliar la capacidad de almacenamiento del Smart TV Box. Un cúmulo de funciones que, sin duda, rematan un producto de calidad.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...