contact

Conoce las diferencias a la hora de vender en Aliexpress o Alibaba

Última actualización: 07.10.22

 

Cuando se trata de vender en la red, son varias las plataformas que tenemos a nuestro alcance. Dos de las más importantes son Alibaba y Aliexpress, por lo que son muchos los que dudan entre cuál debería elegir para hacer crecer su negocio.

 

El comercio electrónico es un sector que cada vez está más fuerte. Cada día son más las empresas de todo tipo que se suman a esta forma de distribución. Algo que también ocurre por la parte de las plataformas que ofrecen esta operativa y que sirven de intermediarios entre oferta y demanda a la hora de trabajar.

Entre ellas, tenemos dos referentes dentro del mercado, que destacan por la gran variedad de servicios que ofrecen a los vendedores y el amplio tráfico de sus sitios web. Sin embargo, su planteamiento es distinto, por lo que es importante conocer en qué destaca cada una y cuáles son sus diferencias. Algo que podrás resolver con nuestro análisis Alibaba vs Aliexpres, con el que te ayudamos a elegir la plataforma que más convenga a tu operativa.

 

Planteamiento del sitio

La primera diferencia importante entre estas dos páginas se centra en el perfil de clientes que compran en cada uno de estos sitios. En el caso de Alibaba, hablamos de una página B2B, de modo que en ella se encuentran fabricantes y distribuidores de productos con otros comerciantes, que bien revenderán estos para obtener beneficio o los usarán en sus procesos internos.

Sin embargo, Aliexpress se enfoca principalmente a un modelo B2C, de modo que vende productos de diferentes fabricantes y distribuidores a clientes finales. Sí es cierto que este aspecto final no siempre se establece de forma específica, por lo que si un comerciante quiere comprar productos en Aliexpress para su reventa o uso, también podría hacerlo, aunque no es lo más habitual. 

 

Fijación de precios

Otra diferencia considerable es la forma en que se fijan los precios en cada uno de estos sitios. En el caso de Aliexpress, el vendedor establece el precio deseado para el producto, pudiendo incorporar descuentos, promociones y otras ventajas para el comprador, tal como se puede hacer en un comercio online tradicional.

Por su parte, el planteamiento de Alibaba modifica un poco esta forma de fijar precios. En este caso, estos pueden variar en función del volumen o de la cantidad de productos que adquiramos, en un principio clásico de la economía de escala. También es posible realizar negociaciones directas con los compradores para grandes volúmenes de compra. Algo que conviene tener en cuenta a la hora de calcular los precios y evaluar los costes de nuestra operativa, a fin de saber hasta dónde podemos bajar, si queremos.

 

Volúmenes de pedido

La tercera diferencia entre ambos sitios tiene que ver con la cantidad de productos que podemos vender o que se pueden comprar por operación. En el caso de Aliexpress, al ser una web destinada a consumidores finales, es posible comprar a partir de una unidad de cualquier producto a la venta, siendo los menos los que tienen una venta mínima establecida.

En el caso de Alibaba, al seguir un planteamiento B2B es habitual que existan volúmenes mínimos de venta. Esto tiene la ventaja de que, como vendedores, podemos establecer el número mínimo de productos a comprar por los clientes, a fin de cubrir con eficiencia los costes operativos, especialmente los relativos al transporte. No obstante, es obvio que esto implica una mayor gestión, un cálculo de costes más preciso y también unos volúmenes de almacenamiento suficientes para cubrir la demanda. De todos modos, los plazos de entrega son flexibles, lo que también ayuda en este aspecto.

En qué se parecen

Aunque hablemos de dos sitios muy diferentes, en teoría, lo cierto es que en la práctica tanto Alibaba como Aliexpress tienen muchos aspectos similares. Uno de ellos es el amplio catálogo que abarcan, así que no importa a qué se dedica tu empresa. Salvo contadas excepciones, en ambos lugares se puede comprar y vender prácticamente cualquier producto.

Otra ventaja es la seguridad que la página ofrece a los clientes que nos compran, pero también a nosotros como vendedores. Algo interesante de cara a que nos enfoquemos solo en nuestras operaciones. Lo mismo ocurre con la comodidad que ambos sitios ponen a nuestro alcance a la hora de gestionar nuestros productos, nuestros pedidos, los clientes o los pagos.

Precisamente, este último es otro aspecto donde ambas empresas coinciden, al ofrecer una amplia gama de sistemas de pago para trabajar. La mayor parte de ellas sirven para hacer pagos en efectivo, como la tarjeta de débito, transferencia bancaria y ciertos monederos electrónicos. Pero también hay opciones para pagar con tarjeta de crédito, que pueden resultar muy interesantes para productos de mayor coste o para operaciones de cierto volumen y pagar las mismas de forma fraccionada.

 

Cuál te conviene más

Llegados a este punto, seguramente te estés preguntando cuál de los dos sitios te conviene más a la hora de vender. Sin embargo, no somos nosotros quienes podemos responder esta cuestión, dado que esto dependerá del tipo de productos que vendas y los destinatarios finales. En general, si nunca has usado ninguna de estas plataformas, te recomendamos probar con Aliexpress, ya que su planteamiento es más sencillo y en ella es más fácil ir practicando hasta dominar el sistema.

Si ya tienes experiencia y tu negocio está más enfocado al sector empresarial, entonces te aconsejamos usar Alibaba, ya que aquí encontrarás más clientes para tu empresa. Y si quieres cubrir ambos segmentos, tampoco habría problema de vender en ambos sitios. Además de acceder a una mayor base de clientes potenciales, también aprovecharás los procesos de tu empresa con eficiencia, dado que puedes usar las fotos, textos y demás elementos descriptivos de los productos en ambos sitios sin problemas.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS