contact

Cómo jugar a un casino online en España

Última actualización: 07.10.22

 

El juego en España ha pasado de ser algo no regulado a convertirse en una actividad legal, pero con una considerable legislación al respecto. Una buena noticia para los jugadores, que ahora tienen más opciones para apostar en un casino online de forma segura. 

 

La historia del juego online en España tiene pocas páginas, aún a pesar de que los primeros casinos online surgieron en los años 90. Algo que tiene bastante que ver con la lentitud del ordenamiento jurídico español cuando de adaptarse a las nuevas tecnologías se trata, tal como vemos últimamente con todo lo que tiene que ver con las criptomonedas.

En concreto, la primera legislación sobre el juego online llegó en el año 2011, aunque su aplicación real no llegaría hasta bien entrado el año 2012. Además, esta primera ley venía a ser una especie de borrador, aún a pesar de tener un carácter de ley real. La prueba la tenemos en que, incluso en los últimos tiempos, la norma ha sufrido diversos cambios. De todos modos, sí es cierto que la presencia de un mercado regulado ha sido favorable para los usuarios, que ahora tienen un extra de seguridad a la hora de probar suerte en un casino online.

Esto ha incrementado la presencia de jugadores, aunque es cierto que no todo el mundo se maneja bien a la hora de jugar o incluso de abrir una cuenta. Por eso, hemos querido resumir cuáles son los principales pasos a la hora de jugar en un casino online en España.

 

Elegir la sala

Lo primero que debemos saber es qué sala nos conviene elegir. Algo que nos llevaría a preguntarnos cuáles son los mejores casinos online para jugadores españoles. Dado que no hay una respuesta única a esta cuestión, te recomendamos que busques información en la red para saber qué ofrece cada sala. Una tarea en la que el sitio de casinos online mejorescasinosespana.com resulta interesante, por ofrecerte todo tipo de reseñas al respecto.

De todos modos, hay un par de consejos que sí podemos darte para empezar. El primero es que juegues siempre en casinos con licencia española. Estos se reconocen por operar bajo un dominio .es e incluir un banner a la página de la Dirección General del Juego. Este enlace nos lleva a la licencia del casino. La presencia de esta licencia siempre es una garantía para jugar en una sala sujeta a la legislación española, por lo que estaremos más seguros que si probamos suerte en un casino online que no está sujeto a esta normativa.

El otro aspecto a valorar es la oferta de juegos disponible. Esta es variable, dependiendo de los acuerdos que los diferentes casinos tengan con los proveedores de juegos. Así que, si prefieres probar suerte con los slots o tragaperras, te convendrá un casino que tenga una amplia oferta de ellos. Si eres más de juegos de casino, tales como la ruleta o el blackjack, entonces convendrá que busques una buena cantidad de opciones y variedad en estas salas. Por suerte, las opciones para elegir son considerables, así que seguramente no tengas problemas para dar con el mejor casino para ti.

 

Abre tu cuenta

Una vez que has elegido el casino que más te conviene, es el momento de registrarte. El proceso suele ser sencillo y se divide en dos pasos. En primer lugar, es necesario rellenar un formulario con todos nuestros datos personales. En el mismo debemos incluir los datos de acceso, como usuario y contraseña, así como nuestro nombre, DNI, dirección o teléfono, entre otros. Es importante que todos estos datos sean reales, para no tener problemas posteriormente. 

De hecho, en la segunda fase es probable que nos soliciten una copia de ese DNI o documento de identidad, así como una factura de un suministro de nuestra vivienda, como una factura de luz, de telefonía o de cualquier otra cosa. Así que si los datos no encajan, tendrás un problema. No todos los casinos requieren de esta segunda fase para empezar a jugar, pero si la exigen para retirar dinero. Así que si la cubres durante el registro inicial, acelerarás el proceso de forma considerable de cara al futuro.

Realiza tu primer depósito

Una vez completado el registro, es el momento de realizar tu primer depósito. La amplia variedad de métodos de ingreso que suelen ofrecer los casinos online españoles hacen más fácil el proceso. Solo tendrás que acceder a la sección del cajero del casino en el que estés jugando, elegir la forma de pago deseada, decidir la cantidad y realizar el ingreso. 

Dependiendo del sistema elegido, el dinero tardará más o menos en estar disponible en tu cuenta de casino. No obstante, la mayor parte de los métodos son prácticamente instantáneos, así que no tendrás que esperar demasiado para probar suerte.

Ya que hablamos de depósitos, conviene recordar que la legislación actual prohíbe que los casinos online ofrezcan bonos de bienvenida a sus jugadores. Ahora, el jugador debe haber estado registrado durante al menos 30 días antes de acceder a estas promociones. Así que, si quieres esperar este tiempo antes de hacer este depósito para probar suerte, no es una mala idea.

 

Empezar a jugar

Llegados a este punto, ya tendrás tu cuenta creada, tu dinero disponible y llegaría el momento de empezar a divertirse. Para jugar, no tienes más que elegir dónde deseas probar suerte, elegir el importe de la apuesta y esperar que la fortuna te sonría. No te olvides de verificar bien ese importe de apuesta y empezar por los niveles más bajos, a fin de sacarle el máximo partido a tu dinero. Si ingresas 50 euros y empiezas a jugar a slots a apuestas de 1 euro, seguramente tardes pocos minutos en quedarte con tu cuenta a cero.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS