contact

Claves a la hora de elegir un sistema de alarma

Última actualización: 07.10.22

 

Un sistema de alarma puede proteger tu hogar tanto cuando estés fuera de él (por ejemplo, en el trabajo, haciendo un viaje, dando una vuelta) como cuando estás dentro descansando. Un error muy común consiste en pensar que nos conviene cualquier tipo de alarma, cuando es importante tener claras las necesidades que se tienen antes de elegir un sistema determinado.

 

¿Todavía no sabes en qué basarte para elegir un sistema de alarma de calidad? En este artículo, te indicamos todas las claves para que puedas tomar la decisión sin equivocarte.

 

Tipos principales de alarmas

Los expertos recomiendan apostar por un sistema de alarma que sea anti sabotaje y anti inhibición. 

Estas son las características de cada tipo de alarma:

• Una alarma con sistema de seguridad anti inhibición real es aquel tipo en el que el dispositivo seguirá funcionando de manera ininterrumpida, sin que se produzca ningún tipo de corte. Y no solo eso, sino que recibirás un aviso que te indicará de que ha habido un intento de corte, pero este ha sido neutralizado.

• También tienes las alarmas anti sabotaje. Su principal característica es que forma parte de un sistema muy sofisticado que evita que se pueda sabotear su core function. Funciona grabando sin parar y avisará si se produce cualquier intento de robo, sin importar si se ha ido Internet o si hay un corte de luz.

• Una tercera opción es la alarma con detección de desinhibición. No es tan eficaz porque, aunque sí que es verdad que el sistema lanzará un aviso de que se ha producido una inhibición de la alarma, el sistema dejará de funcionar.

Es importante pararse a pensar qué necesitamos y, cuando tengamos claras nuestras prioridades, elegir la alarma que más nos convenga.

 

Protección para todos los accesos

Un criterio básico a tener claro para elegir un sistema de alarma consiste en seleccionar aquel sistema de seguridad que pueda proteger los puntos de acceso de la instalación. Es decir, debe proteger tanto las puertas como las ventanas, terrazas exteriores e interiores, así como cualquier otra zona.

Esto es más importante de lo que parece: puede que te estén vendiendo una súper alarma y que te aseguren que se adapte a cualquier parte, pero quizá no tan bien para esa terraza interior que tienes en tu casa. Uno de los objetivos de una buena alarma es crear un perímetro de seguridad infranqueable y, para ello, debe cubrir todos los accesos.

Prestaciones fundamentales

La alarma debe ser lo más completa posible. Es cierto que esto es muy subjetivo y dependerá de lo que necesite cada persona. Sin embargo, te recomendamos que, como mínimo, tenga lo siguiente:

Notificaciones en el momento: el sistema debería enviarte avisos si se detecta cualquier anomalía. Estas notificaciones tendrían que llegar al teléfono móvil de inmediato.

Acceso a la instalación: por supuesto, el sistema de alarma te debería dar acceso a la instalación en cualquier momento para saber lo que está pasando, con independencia del lugar en el que te encuentres.

Imágenes de alta calidad: es crucial que elijas un sistema de seguridad que te ofrezca una grabación de imágenes de la más alta calidad posible, con nitidez en las imágenes y un sonido claro. Llegado el caso, la grabación podría resultar muy útil para identificar a un atacante en algún pleito legal.

Comunicación: no estaría de más que inviertas en una alarma que te permita establecer comunicación bidireccional con las personas que se encuentran en las instalaciones. 

 

Precio

El precio es un factor muy importante, pero en ningún caso puede ser determinante.

• Algunas empresas nos exigirán un pago inicial y luego habrá que pagar cuotas durante un tiempo de permanencia.

• Otras no cobrarán ni cuotas ni permanencia, sino que desde que adquiramos el equipo, este será nuestro.

Con independencia de la opción que elijas, es importante ponerse a hacer cálculos para determinar cuál es la opción más rentable.

 

Botón SOS: ¿Es realmente interesante?

Algunas alarmas cuentan con un botón SOS que puede ser más interesante de lo que te piensas. También se le conoce cómo botón del pánico y puede llegar a salvarnos la vida. 

Cuando se pulsa este botón, mandan una alerta silenciosa a dispositivos que hayan sido vinculados. Las personas que estén a cargo de los mismos deberían poder visualizar lo que ocurre en la instalación y, si es menester, avisar a la policía. Es una manera de actuar sin alertar a los intrusos.

 

Combinación con domótica

Si ya tienes domotizado tu hogar, estaría bien que el sistema de alarma que vayas a comprar se pueda integrar con la domótica. Por ejemplo, con los asistentes digitales como Echo (de Amazon) o los dispositivos de Google.

Ten en cuenta estas claves y podrás elegir un buen sistema de alarma que realmente os proteja.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS