contact

Aprende a convertir VOB a MP4 online

Última actualización: 07.12.22

 

Si tienes algún DVD antiguo y quieres reproducirlo en tu Smart TV, seguramente necesites aprender a convertir un archivo VOB a MP4. La buena noticia es que hoy día es fácil hacer este proceso online, sin límite en cuanto al tamaño o resolución del archivo final y en un formato ajustado a lo que necesites.

 

La tecnología evoluciona de forma continua y cada vez de forma más rápida. En pocos años, hemos pasado del DVD al vídeo en streaming, y de ver contenidos solo en nuestro televisor a hacerlo en el móvil o la tablet. En este proceso, han tenido gran protagonismo el cambio de formato que han vivido los llamados contenedores multimedia. Estos archivos no son más que un envase, por así decirlo, donde la imagen y el sonido que forma parte de un vídeo se almacena y se envía cómodamente a donde quieras reproducir el mismo.

El problema surge cuando el formato de archivo en el que tenemos el contenido no funciona bien en nuestro reproductor. Un cometido en el que tener una herramienta para convertir VOB a MP4 de calidad nos evitará muchos inconvenientes. Y es que, aunque existe una teoría retrocompatibilidad de los formatos y reproductores más modernos con los formatos más antiguos, esto no siempre es así. 

Una de las pruebas más claras la tenemos en el formato VOB, habitual en los discos DVD, que hoy día no siempre es legible en un dispositivo actual. Y todo ello sin olvidar el inconveniente de que cada vez son menos los usuarios que tienen un DVD en casa. Afortunadamente, si tienes a mano un convertidor online para estos formatos de archivo, podrás actualizarlos a un tipo más actual y usarlos en donde sea necesario.

 

De qué formatos hablamos

Antes de entrar en materia, conviene conocer de qué tipo de archivos hablamos. Tanto el VOB como el MP4 son dos formatos de vídeo digital ampliamente conocidos, pero que no tienen la misma utilidad. Empezando por el VOB, este suele utilizarse para empaquetar, por así decirlo, el contenido de audio y vídeo en los DVDs. También se incluyen los subtítulos y los menús, con los que accedemos directamente a escenas, a las diferentes versiones de audio y también a los extras incluidos con el contenido audiovisual correspondiente. Este formato contenedor suele utilizar el codec MPEG-2, que era la versión disponible cuando este estándar se lanzó por primera vez al mercado.

Por su parte, el formato MP4 nos permite almacenar audio y vídeo unidos bajo un estándar de alta calidad. Su nombre es una variación de MPEG-4, que es el estándar que utiliza actualmente y que es la evolución de los archivos de vídeo originales lanzados hace ya bastantes años. Este tipo de archivo contenedor es ampliamente utilizado en la red, tanto a la hora de subir y bajar archivos de vídeo a sitios web como Youtube, Facebook o Twitter como cuando se trata de disfrutar de contenidos en streaming a través de Twitch o de casi cualquier página de vídeo online que ofrezca este servicio. Esta amplia aceptación tiene que ver con su polivalencia, dado que el planteamiento del archivo hace fácil adaptarlo a todo tipo de tamaños, niveles de calidad y dispositivos, sin pérdidas de resolución y ofreciendo siempre una buena imagen.

Cómo convertir VOB a MP4 online

Ha llegado el momento de aprender a convertir este tipo de archivos de forma cómoda y sencilla a través de la red. El primer paso es elegir una página que nos permita realizar esta conversión gratis, sin límite de tiempo y sin marca de agua ni ningún otro elemento no deseado agregado al vídeo final. En la red existen gran cantidad de opciones para ello, así que encontrar una adecuada para ti no será un problema.

En general, todos estos conversores online funcionan de la misma forma. El usuario elige, a través del formulario web, el archivo en formato VOB que quiere convertir. A continuación, es necesario esperar a que este se suba a la página, lo que puede tardar algunos minutos dependiendo tanto del tamaño de dicho archivo como de la velocidad de la red a la que esté conectado el equipo. Una vez subido, se inicia el proceso de conversión. Tanto durante la subida como durante la conversión, veremos en nuestro navegador una pantalla que nos indica el tiempo restante de la operación y el progreso de la misma.

Cuando la conversión finaliza, la página nos lo hará saber y ya solo nos quedaría descargar nuestro archivo convertido. Tal como pasó con la subida, es probable que el proceso de bajada también nos lleve algo de tiempo, así que es clave tener paciencia. Una vez concluida la descarga, tenemos el archivo ya almacenado y lo podremos visualizar cómodamente en nuestro ordenador, portátil o en cualquier dispositivo compatible con el formato MP4.

Si durante el proceso se produce algún error, este puede deberse a que el tamaño del archivo excede lo que el conversor puede soportar. Por eso, es importante elegir una página que no limite el tamaño del archivo a subir. Como alternativa, algunas de estas páginas ofrecen un programa propio, que es apto para su uso en Windows 10 y en cualquier versión anterior del sistema operativo, que facilita el proceso de conversión y elimina esos límites. Una aplicación que sigue siendo gratis y que hará más fácil transformar estos archivos a tu conveniencia. Tanto como para ofrecerte más opciones para ajustar su funcionamiento conforme a tus preferencias, en detalles como la resolución final o el tamaño de archivo deseado, entre otras.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS