contact

¿Cómo crear máquinas virtuales?

Última actualización: 28.09.21

 

Algunas aplicaciones solo han sido desarrolladas para un sistema operativo específico. Esto puede ser un inconveniente al elegir la herramienta que necesitamos para trabajar. Sin embargo, existe una solución simple: crear una máquina virtual en nuestro ordenador, para simular el sistema operativo que necesitamos.

 

Con la constante competición entre las casas de software y las alianzas que existen para desarrollar herramientas en determinado sistema operativo (Linux, Mac, Windows, etc), a veces los usuarios entran en conflicto para utilizar las aplicaciones que necesitan. En el mejor de los casos, una persona puede adquirir dos ordenadores pero, quizá, la solución más práctica está en “simular” dos ordenadores en uno solo. Eso es, en una definición muy básica, una máquina virtual.

Dicho de otra manera, es como montar en el mismo hardware varios sistemas operativos, para tenerlos disponibles cuando así se requieran. Así, se puede tener una máquina virtual con Windows en un ordenador Mac y viceversa, por mencionar algo.

 

Usos

Las razones para utilizar un PC virtual pueden ir desde desarrollar en el ordenador aplicaciones que se ejecutarán en una tableta, un móvil, o bien en un ordenador con otro sistema operativo hasta probar la seguridad, jugar títulos de videojuegos o utilizar aplicaciones antiguas, entre otras.

 

En cuanto a recursos, ¿qué implicaciones tiene una máquina virtual?

Se pueden tener tantos sistemas operativos como se deseen en el mismo ordenador, siempre y cuando se cumplan los requisitos de hardware:

  • Capacidad de memoria
  • Capacidad de procesador

Debemos tener en cuenta que cada sistema operativo deberá estar almacenado localmente, por lo que se necesitará más capacidad de disco. Además, esto supondrá un esfuerzo mayor para el procesador.

Si al leer los requisitos te preguntas ¿qué pasa si no tengo un ordenador potente?, no te preocupes, hay máquinas virtuales gratuitas en la nube, que también podrían ser una solución para tu proyecto.

 

¿Cómo se hace una Virtual Machine?

Anteriormente, la creación de máquinas virtuales implicaba realizar una “partición” lógica del disco duro y conocer algunos procesos complejos. Por suerte, esto resulta mucho más sencillo en la actualidad y solo es necesario instalar alguna aplicación. Ella se encargará de crear la máquina virtual y gestionarla. Ha sido tal el auge de este tipo de emulaciones que el propio Windows ofrece la opción de realizarla, con su software Virtual PC.

Ahora bien, hay otras casas desarrolladoras que se han sumado a esta creciente necesidad de simular procesos. Gracias a esto, hoy destacan nombres como VMWare o VirtualBox, entre las opciones para simular ambientes originales de sistemas operativos y explotar todo el potencial que esto implica para el beneficio de los usuarios.

Sin extendernos más, vamos a conocer las aplicaciones y los hipervisores gratuitos más destacados, así como sus características principales.

VMWare Workstation

Por la experiencia de esta aplicación, se considera una de las mejores. Además, funciona bien con un hardware antiguo.

En resumen, sus ventajas incluyen ejecutar dos o incluso más sistemas operativos al mismo tiempo en tu ordenador (aunque la limitación viene del hardware real). Además, puedes trabajar con sistemas de 64 y 32 bits.

 

VirtualBox

VirtualBox o Virtual Box (como también lo conocen algunos) es quizá la aplicación más popular entre las que mencionaremos. ¿La razón? Es una herramienta multiplataforma, por lo que podrás utilizarla en diferentes ordenadores. Así, podrás usarla en un ambiente con Windows, Linux e incluso MacOS. Además, puedes emular determinado hardware y conectar dos máquinas virtuales en red con VirtualBox, para intercambiar archivos fácilmente entre ellas.

Se considera una aplicación de propósito general, enfocada a hardware x86, y también se considera muy rica en funciones. Asimismo, ofrece un buen rendimiento, por lo que los procesos corren de forma ágil sin ocasionar problemas. Además, por ser una tecnología de código abierto, podemos intuir que, en el futuro, seguirá teniendo mejoras. Ahora, si te preguntan, ya sabes qué es VirtualBox.

 

Parallels Desktop

Parallels te permite cambiar de MacOS a Windows, sin tener que reiniciar. Algo que los usuarios agradecen. Por tanto, admite tener dos sistemas operativos al mismo tiempo y facilita el intercambio bidireccional de archivos entre el ordenador virtual y el real.

Se estima que, a la fecha, esta opción tiene alrededor de 7 millones de usuarios y, entre sus mejores atributos, está la inicialización rápida de la emulación y una interfaz amigable, para un uso sencillo. Puedes descargar Parallels gratis en su versión de prueba y evaluar si es lo que más conviene a tus proyectos.

 

Qemu

También se trata de una aplicación que soporta diferentes plataformas. Así, la puedes utilizar para crear una máquina virtual en Mac, Windows y Linux, aunque es de las opciones preferidas del sistema operativo del pingüino.

Algo que hace muy poderoso a Qemu es que hace énfasis en el rendimiento y la flexibilidad. 

Hyper-V

Es más una aplicación de visualización, desarrollada por Microsoft, que permite crear máquinas virtuales en tu ordenador con Windows, para simular sistemas como Linux y MacOS.

 

KVM

También conocido como Kernel-based Virtual Machine, KVM es el resultado de la investigación de muchas personas, ya que se trata de código abierto, algo común en los sistemas Linux.

Entre sus principales atributos, está el rendimiento, aunque también resulta muy útil poder crear una máquina virtual de forma simple, como si se tratara de un proceso más. Asimismo, se puede configurar hardware virtual, para hacer que el entorno sea lo más similar a lo que se desea. En este sentido, es muy potente para desarrolladores.

 

Veertu

Si necesitas ejecutar un proceso con ambiente Linux o Windows, pero desde un ordenador con MacOS, esta puede ser la mejor elección. De igual forma, se pueden emular otros sistemas como Debian y Ubuntu, así como compartir archivos desde los dos sistemas que se estén ejecutando.

 

Windows Sandbox

Con el propósito de emular una versión diferente del propio Windows, Sandbox permite un entorno “encapsulado” para poder ejecutar y probar cualquier aplicación que resulte sospechosa. De esta forma, si todo colapsa, no se pondrá en riesgo el equipo. Así que, si deseas descargar algo de Internet e instalarlo en tu ordenador, pero no estás del todo convencido acerca de la fiabilidad de la aplicación, esta puede ser tu mejor opción para probarla en un ambiente seguro. 

 

Máquinas virtuales online

Para aquellos que no desean instalar un software en el ordenador, por el motivo que sea, les dejamos una lista de 3 opciones para crear una máquina virtual online.

  • IBM Cloud
  • Google Compute Engine
  • Amazon WorkSpaces

Después de analizar qué es una máquina virtual y algunas de las mejores opciones para emular otros sistemas operativos en tu ordenador, ya tendrás más alternativas, entre otras cosas, para jugar ese título de vídeo que solo está disponible para X o Y plataforma. Y lo mejor, sin tener que invertir dinero.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS