contact

Todo sobre la dirección IP

Última actualización: 24.10.21

 

El mundo del Internet gira en torno a las direcciones IP. Gracias a ellas se identifican los lugares y dispositivos desde donde te conectas. Asimismo, con las IPs puedes realizar videollamadas o compartir información desde casi cualquier lugar. Hay 43000 millones de direcciones IPv4, las cuales son suficientes para todos los equipos existentes.

 

Tal vez algunas veces hayas visto la palabra IP en tu ordenador y no sabes qué significa. Asimismo, puede que no sepas el significado de direccionamiento IP, por lo tanto, en este artículo te lo contamos. Ten en cuenta que hemos utilizado palabras sencillas (menos técnicas) para que todo el texto se entienda con mayor facilidad. 

 

¿Qué es el direccionamiento IP y quién lo realiza?

Es el proceso que ocurre cuando hay diversos equipos conectados a una red y cada uno de ellos tiene una dirección específica. Por ejemplo, en tu casa puede que tengas un módem que recibe y transmite la señal de Internet a varios equipos (ordenador, Smart TV, PS4, teléfono, etc.). Cada uno de estos aparatos están conectados a una misma red y se pueden comunicar entre sí, gracias al direccionamiento IP, un proceso que hace automáticamente tu módem de Internet. Es decir, no tenemos que saber de datos binarios ni hexadecimales para configurar una red de trabajo o doméstica, ya que tanto el módem como router son los que realizan esta tarea.

Por otro lado, cabe destacar que el direccionamiento IP está compuesto por dos aspectos muy importantes. Con esto nos referimos a la dirección IP y la máscara de subred.

 

¿Qué es la IP?

La IP o Protocolo de Internet es la dirección de un servidor Web, ordenador, impresora, teléfono, etc., dentro de una red, ya sea interna o externa. Es por eso que algunas entidades de seguridad rastrean las direcciones IP para saber de dónde se está conectando un determinado individuo. También, hay empresas o programas que se dedican a rastrear las direcciones IP, por ejemplo, para determinar de qué parte del mundo visitan los usuarios una determinada página Web.

Un ejemplo de dirección IP podría ser 192.168.1.0, ya que es más común verla en ordenadores, teléfonos y demás aparatos actuales con el formato decimal. Además, la versión de IP más usada es IPv4, que se compone de 32 bits (código binario de 32 cifras), 11000000 10101000 10110010 00011111. No obstante, esta cifra es representada en decimales divididos por puntos. Es decir, el ejemplo anterior en binario se convierte en 192.168.178.31, siendo mucho más fácil de leer.

¿Para qué sirve la dirección IP?

Hay diferentes usos para la dirección IP, pero su principal función es la comunicación o transferencia de información entre aparatos y personas. Por supuesto, también sirve para encontrar a algún delincuente (hacker o estafador).

Asimismo, podemos decir que las direcciones IP sirven para organizar la distribución del Internet entre distintos clientes. Es decir, los proveedores de Internet dan direcciones IP diferentes a cada usuario. De hecho, esta dirección es cambiada casi siempre entre una sesión y otra, por ejemplo, cuando apagas tu ordenador y vuelves a activarlo. La buena noticia es que esto no afecta al usuario, incluso, normalmente este no se entera de que le han cambiado su dirección IP, a menos que revise por su propia cuenta en las configuraciones del ordenador.

 

¿Cómo funciona la dirección IP?

La dirección IP funciona enviando y recibiendo información entre dos o más dispositivos a la vez. Si envías un correo electrónico a otra persona, la dirección IP tuya y aquella que recibe el mensaje se conectan. Es como si se buscaran entre sí para poder comunicarse, sin importar que estés al otro lado del mundo. Esto hace posible que el Internet funcione bien y puedas hacer una videollamada con tu primo que está fuera del país.

En otras palabras, la dirección IP funciona no sólo como identificador de dispositivo, sino también de lugar. Si haces una llamada vía WhatsApp, las IPs se encargan de encontrar la dirección del destinatario y su dispositivo.

 

Diferencias entre las IPs públicas y privadas

Las IP públicas son visibles para todo el mundo y se usan para identificar nuestra red desde el exterior. En cambio, las IPs privadas se usan solo para identificar un dispositivo conectado a la red interna. Dicho de otro modo, gracias a la dirección IP pública otras personas pueden detectar desde qué parte del país o del mundo te estás conectando. También, con la IP pública alguien podría investigar el nombre de tu proveedor de servicios. También, cabe destacar que rastrear tu IP pública puede ser muy fácil para otra persona, por lo que algunos usuarios usan IPs de otros países, gracias a aplicaciones VPN de pago. Con estos programas podrás cambiar la IP del ordenador las veces que quieras. Lo que no puedes hacer es ocultar la IP, ya que siempre debe haber alguna para mostrar.

Por otro lado, un ejemplo de IP privada sería la dirección IP del teléfono que conectas mediante tu router doméstico.

¿Cómo saber mi IP en Windows y Mac?

Localizar la IP en tu dispositivo no es una tarea difícil. En PC presiona las teclas de Windows y R al mismo tiempo. Se abrirá una ventana de comandos; en ella coloca la palabra “ipconfig”. Listo, así podrás ver tu dirección IP actual.

Por otro lado, si quieres buscar la IP en Mac, ve al menú inicial, después, haz clic en “Preferencias de sistema”. Seguidamente, entra en “Red” y verás tu IP en uso. Recuerda que la IP puede cambiar si contrataste un proveedor de Internet con IP dinámica. Este tipo de IP cambia normalmente cada 24 horas.

 

¿Cuál es la dirección IP del router?

Si no sabes cuál es la dirección IP del router que tienes en casa, no te preocupes, porque casi todos los modelos vienen con las siguientes cifras: 192.168.1.1, 192.168. l.l y 192.168.0.1. Prueba con estas direcciones en cualquier navegador, Edge, Chrome, Safari o Firefox Mozilla. Solo debes copiar y pegar estas IPs en la barra de direcciones de tu navegador preferido para acceder a las configuraciones de tu router.

Finalmente, tendrás configurada tu red doméstica con una nueva clave para conectarse a WiFi. No conectes muchos dispositivos a la red, porque esto podría reducir la velocidad del Internet. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS