Opiniones sobre Canon PowerShot SX70 HS

Última actualización: 07.10.22

 

Ventaja principal:

Gracias a su alta tecnología, que sitúa al producto entre las mejores cámaras Canon del momento, el producto es capaz de tomar fotos de calidad profesional y grabar vídeos en formato 4K, aún teniendo una resolución nominal de “solo” 20.3 megapíxeles.

 

Desventaja principal:

Algunas opiniones comentan que el producto tiene ciertas limitaciones cuando la luz escasea, siendo necesario contar con fuentes adicionales de iluminación para obtener buenas fotos y vídeos en tales circunstancias.

 

Veredicto: 9.5/10

Una cámara tipo BRIDGE, que se convierte en una interesante alternativa a los habituales modelos réflex, sin perder calidad de imagen ni funcionalidad a la hora de tomar tus fotos.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

Características Principales Explicadas

 

Calidad de imagen

Siempre que hablamos de cámaras Canon hay que echarle un vistazo a la calidad de imagen, que es uno de los puntos fuertes de la marca. Algo que se repite en este modelo que, pese a montar un sensor de “solo” 20,3 megapíxeles de resolución, es capaz de tomar fotos en formato profesional RAW con un reducido nivel de ruido o contar con la posibilidad de grabar vídeos en formato 4K sin muchas complicaciones.

Un planteamiento para lo que el producto incorpora el moderno procesador DIGIC 8, que se encarga de optimizar la toma de esas imágenes y de darte una mayor fluidez a la hora de procesar las mismas. Algo a lo que también contribuye ese sensor CMOS de alta calidad, con unas medidas 1/2.3” tipo Zoll Typ. Idóneo pues para que tomes todo tipo de imágenes en casi cualquier circunstancia.

Todos estos aspectos encuadran dentro de una cámara Canon de tipo BRIDGE, que une la alta calidad de las cámaras réflex convencionales con la portabilidad y el tamaño reducido de las cámaras compactas. Una mezcla muy interesante para llevarla contigo a donde quieras y no perderte una sola foto o vídeo.

 

Extras de imagen

Además de esa calidad de imagen, este modelo también incorpora algunas ayudas o mejoras, que hacen aún más fácil tomar mejores fotos. Algo esperable, por otra parte, viendo el precio del producto. Entre estos elementos, nos encontramos con un zoom óptico de hasta 65x, uno de los mayores del mercado. Un zoom que tiene la ventaja adicional de no afectar a la toma de imagen ni generar distorsión, precisamente por ser de tipo óptico.

Una función que va de la mano con su sistema de enfoque automático, en el que el procesador antes mencionado también tiene su influencia. Este sistema nos permite separar el fondo y el primer plano de forma sencilla, tomar fotos en detalle de lo que tenemos cerca mientras difuminamos el fondo o bien centrar la escena con precisión en aquello que nos interese destacar en cada momento.

En este proceso también tiene importancia el sistema de lente de la cámara que, a diferencia de las réflex, no tiene la opción de cambiar objetivos. De todos modos, tampoco es necesario este cambio, dado que la polivalencia del objetivo incluido en la cámara es tan considerable como para realizar imágenes tipo macro y disparos sobre detalles lejanos con el mismo sistema y la misma calidad en el acabado.

Sistema de control

A estas alturas, es posible que te preguntes por el perfil de usuario y el sistema de control de esta cámara. Revisando las opciones del producto, vemos como esta cámara BRIDGE es adecuada para usuarios profesionales o bien para aficionados que tienen ya conocimientos de fotografía y quieren disponer de más opciones de las que ofrece una cámara compacta, con diferentes niveles de ajuste conforme a lo que el usuario desee.

Un planteamiento que se recoge también en su diseño y sus funciones de control. Entre estas funciones, encontramos una pantalla táctil de buen tamaño y de carácter abatible, que puedes orientar en la posición que más te guste. Desde esta pantalla, de 3 pulgadas o 7,5 centímetros de diagonal, puedes configurar todas las opciones que quieras, disponiendo de diversos modos de uso. Así pues, puedes dejar que la cámara lo haga todo por ti o bien controlar todos los detalles de la toma de imagen, dependiendo de lo que más te convenga.

Respecto del resto del sistema, el producto incorpora una cruceta de control, así como diversos botones de acceso rápido a las funciones principales. También disponemos, obviamente, del botón de enfoque y de disparo. Todo ello sin olvidar la botonera propia del objetivo, con la que realizar los últimos ajustes en lo que al modo de toma de imagen se refiere. De todos modos, todo esto puede gestionarse cómodamente o incluso de forma automatizada, dependiendo de lo que prefieras.

 

Portabilidad

Otra de las ventajas de este modelo, como cámara BRIDGE que es, tiene que ver con la comodidad para llevarlo a donde quieras. Algo a lo que ayudan unas medidas de unos 12,7 centímetros de ancho por 11,66 centímetros de fondo y sobre los 9,09 centímetros de fondo. Medidas que son ligeramente más grandes que las de una cámara compacta convencional. Algo parecido pasa con el peso, que viene siendo de unos 608 gramos aproximadamente.

En cuanto a su autonomía, la batería de litio integrada combina un proceso de carga eficiente con una buena durabilidad a la hora de tomar imágenes, así que tampoco tendremos que ir buscando enchufes para mantenerla activa. En concreto, esta autónoma se cifra en unos 325 disparos por parte del fabricante. Así que no hay problemas para tirar todas las fotos que quieras o grabar un buen tiempo de vídeo sin preocuparte de la carga. Y si la cosa se complica, también dispones de baterías adicionales, que puedes llevar en tu mochila para cuando sea necesario utilizarlas.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS