En qué fijarse cuando compras una cámara réflex barata

Última actualización: 19.08.19

 

Las cámaras réflex siguen siendo las reinas del sector. Pero su precio no está al alcance de todos. Por suerte, encontrar una cámara réflex barata es fácil siempre que tengamos claro qué buscar en ese producto.

 

Vivimos tiempos en los que el móvil sigue reemplazando a todo tipo de dispositivos que tenemos a nuestro alcance. Entre ellos, las cámaras de fotos. Los móviles siguen avanzando tanto en la calidad y capacidad de resolución de las cámaras que incluyen como de sus funciones. Pero lo cierto es que quienes queremos tomar fotos de verdad tenemos en la mejor cámara réflex (En este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra) la herramienta necesaria.

Esto no supone ya tener que gastar más dinero del necesario, gracias a la popularización de estos dispositivos. Algo que se refleja en la mejora de sus funciones pero también en un menor coste, de modo que encontrar una cámara réflex barata es bastante más fácil de lo que lo era hace unos años. No obstante, para que esta labor sea exitosa, resulta fundamental echarles un vistazo a algunos aspectos clave, como los que vamos a comentar a continuación.

 

Con espejo o sin espejo

La primera duda que se nos plantea a la hora de buscar una de estas cámaras es si optar por una sin espejo o por una réflex barata. Algunos profesionales apuntan a que las prestaciones de las cámaras réflex baratas son algo menores a las que no incluyen espejo e incluso a las cámaras compactas. 

De todos modos, las cámaras réflex siguen estando por delante en lo que a prestaciones se refieren, tales como los asistentes o bien las funciones de control que ofrecen a los usuarios, dándole más versatilidad de la que ofrecen el resto de cámaras que comparten su precio y segmento. En cualquier caso, si tienes claro que lo que quieres comprar es una cámara réflex, entonces puedes ahorrarte este punto.

 

 

Resolución y lentes

Uno de los aspectos en los que también se ajusta la calidad de estas cámaras réflex baratas es la resolución de imagen y las lentes incluidas. Empezando por la resolución, la misma parte desde los 16 megapíxeles aproximadamente, frente a los 20, 24 o incluso 26 megapíxeles de resolución que ofrecen las cámaras de mayor importe. Conviene saber que el tema de los megapíxeles ya es algo relativo, dado que desde los 16 megapíxeles ya hablamos de cámaras con un alto nivel de calidad a la hora de tomar todo tipo de fotos.

Casi más importante pues que esta resolución es la lente. Algo que debe llevarnos siempre a buscar productos de fabricantes de primer nivel, capaces de ofrecer lentes de alta calidad y planteamientos de primer nivel, que garanticen una adecuada calidad de imagen. Así que siempre que nos movamos entre las marcas más destacadas, tales como Canon, Fuji o Nikon, esto tampoco será un problema.

 

Tamaño y peso

Uno de los problemas que tienen las cámaras réflex convencionales es el peso y el tamaño del dispositivo. Algo que se traduce en aproximadamente un kilo de peso y un buen tamaño en lo que a la medida del dispositivo se refiere. Esta cuestión se solventa con eficiencia en los modelos baratos, dado que al contar con un planteamiento más sencillo y una menor cantidad de electrónica, esto ajusta el tamaño y reduce el peso.

El resultado es que una cámara réflex barata generalmente no pasa del medio kilo de peso y ofrece unas dimensiones realmente compactas, por lo que son aún mucho más fáciles de llevar contigo a donde quieras. No te olvides de revisar este aspecto a la hora de valorar tu cámara, ya que cuanto más ligera sea más fácil te será llevarla allí a donde quieras tomar tus fotos.

 

Pantalla y control

Otro de los aspectos en los que hay tendencia a reducir la calidad es el sistema de control. Este sistema engloba tanto la pantalla de visualización de imagen como el resto de elementos con los que controlar la cámara. La pantalla siempre debería tener un buen tamaño, de 2,5 a 3 pulgadas de diagonal, ofreciendo igualmente una buena resolución a la hora de verlo todo claro. 

Respecto del control, dada la gran cantidad de opciones que tiene una cámara réflex, es clave que el sistema de gestión de la cámara haga fácil moverse entre dichas opciones, ajustarlas como más nos convenga y que todo sea fácil de hacer. Algo muy importante si estamos buscando una cámara réflex barata para principiantes, puesto que para este tipo de usuarios es aún más importante contar con asistentes y otros elementos que simplifiquen el uso y el aprendizaje de la cámara. Todos ellos también pueden encontrarse entre los modelos baratos de los que estamos hablando.

 

 

Conectividad

Como aspecto final, es momento de hablar de la conectividad. Una conectividad que se divide tanto en el lado cableado como en el inalámbrico. Empezando por el cableado, este es imprescindible en cualquier cámara de fotos réflex, tanto barata como convencional. Por eso debemos verificar que el producto dispone de puerto USB, puerto HDMI y, quizá como opcional, puerto de audio. Sin embargo, los dos primeros son imprescindibles, tanto a la hora de conectar la cámara a un Smart TV o a un monitor como a la hora de conectarla a un PC o portátil, lo que simplifica el proceso de gestionar las fotos.

Respecto de las opciones sin cable, estas no son tan frecuentes, pues incrementan el coste de la cámara réflex que estemos comprando. Entre estos elementos tenemos la conectividad Bluetooth, la localización GPS o la conexión mediante WiFi. La ventaja del GPS es que puede etiquetar directamente nuestras fotos, para que sepamos dónde se tomaron. Respecto del WiFi y el Bluetooth, son dos opciones que simplifican compartir los archivos a través de nuestro teléfono móvil, vía Bluetooth, o conectar la cámara a la red, mediante WiFi. Funciones que añaden nuevas posibilidades al dispositivo, aunque también incrementan su precio. Por tanto, es cuestión de ver si nos merece la pena el extra que supone disponer de ellas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...