¿Es mejor una cámara réflex o un móvil?

Última actualización: 18.08.19

 

No se trata de una competencia, sino de una realidad. Cada vez son más las personas que dejan de lado las cámaras de fotos por las ventajas que ofrecen las cámaras de los móviles, equipos cada vez más potentes. Pero realmente, ¿cuál de estos dos equipos es mejor para satisfacer las demandas de los usuarios?

 

Hace algún tiempo que las cámaras fotográficas han ido perdiendo terreno en el mercado. Tanto es así, que su distribución a nivel mundial ha descendido de forma considerable en los últimos cinco años. ¿El motivo? La aparición de equipos móviles que han sido dotados con potentes cámaras, resolución e incluso objetivo, siendo un competidor multi funcional que ha ido trabajando para posicionarse como la alternativa favorita de los usuarios.

En la actualidad, las grandes marcas y casas fabricantes de equipos móviles se han empeñado en hacerlos cada vez más funcionales y acordes a las demandas de la comunidad de usuarios. De allí que, en lo referente a fotografías, algunos modelos de nueva generación estén equipados no sólo con una, sino varias cámaras, tanto frontales como posteriores y algunas de ellas con resolución hasta de 48 megapíxeles.

Casi tan necesarias como el equipaje para un viaje de placer y aventura solían ser las cámaras de fotos. Muchas personas analizaban cuál era la mejor cámara de fotos del mercado y se disponían a comprarla. La simple idea de ir a cualquier lugar sin contar con una cámara era simplemente inconcebible. Si no se podía adquirir una por falta de dinero o alguna eventualidad, entonces se utilizaba la de algún amigo que pudiera salvar el día y tuviera la amabilidad de prestarla. 

Había desde modelos sencillos y compactos, para los aficionados a las fotografías, y los modelos de estilo réflex, para los profesionales y exigentes que sabían más sobre captura de imágenes.

Sin embargo, la llegada y posicionamiento de los teléfonos inteligentes en el mercado, con cámara dentro de sus funciones, puso a tambalear a las grandes y pequeñas compañías de cámaras fotográficas, ya que el móvil se convirtió en una amenaza silenciosa al imperio que hasta la fecha tenían dominado las cámaras, sin contendiente directo. 

 

 

Los primeros móviles que incluyeron cámara dentro de sus especificaciones no resultaron una amenaza. La calidad y resolución de estos terminales eran deficientes, de manera que no eran un contendiente digno de respeto o, al menos, no por el momento.

Todo cambió cuando las grandes empresas de teléfonos inteligentes comenzaron a ser más exigentes con los atributos y tecnologías que incorporaban a los equipos, llegando a equiparlos, entre otras aplicaciones, con cámaras potentes, con la comodidad de poder llevar en el bolsillo y capturar con solo un toque de pantalla. 

Este evento sí afectó a la industria de la fotografía y acabó casi por completo con las cámaras sencillas y compactas. Sin embargo, no ocurrió lo mismo con las cámaras réflex, que se han mantenido en el mercado casi de forma inamovible, porque aún pueden competir con los móviles. De hecho, ofrecen al usuario mayor calidad de la que cualquier cámara integrada a un móvil pueda brindar hasta el momento. 

La competencia no se detiene allí. No es que las grandes compañías de móviles deseen dominar el mercado absoluto de la fotografía, sino que buscan posicionarse entre las mejores, por lo que cada vez se acortan más las distancias.

 

Un ejemplo de Samsung

La compañía surcoreana Samsung ha hecho importantes anuncios en torno a este tema. Entre ellos, explicó que incorporaría al mercado, a través de sus teléfonos inteligentes de alta gama, unos pequeños sensores de alta resolución con los que las lentes serían capaces de llegar a una resolución de 48 MP. Esto como respuesta a las demandas de los usuarios que exigen móviles cada vez más compactos y multifuncionales, con mayor calidad en las fotografías, lo que ha generado una carrera entre todos los fabricantes de terminales móviles.

De modo que no se trata solo de Samsung contra las cámaras réflex, pues en esta carrera también están Sony y el gigante chino Xiaomi, que para finales del 2018 anunciaron que destacarían en el 2019 con equipos móviles de cámaras integradas potentes. Por el mismo camino van otras empresas como Apple, con el Iphone XS, y Google, con el Pixel 3 que hasta ahora va en 12 megapíxeles.

Por su parte, también la marca china Huawei no se quedó atrás y anunció para finales del 2018 la incorporación a su catálogo de un Smartphone con una lente posterior de 48 MP en su terminal Honor View 20. Este modelo está equipado con una óptica Sony IMX586.

Lo mejor de esta tendencia es que, a diferencia de como solía ocurrir, las lentes ahora se integran en la estructura del móvil de forma estética y minimalista, llegando incluso a los paneles.

 

 

Cantidad frente a calidad 

Los conocedores de fotografía deben saber que, en cuanto a calidad, una mayor cantidad de megapíxeles en las imágenes no garantiza una mejor captura. Muestra de ello es el modelo Pixel de Google, que aunque posee pocos megapíxeles (en comparación con otros equipos), está dotado con un software para gestionar, mediante algoritmos, mejores resultados.

A lo que suelen jugar las compañías es a la intención de compra de los usuarios basados en las tendencias, siendo una estrategia relacionada con el dicho que reza: “mientras más, mejor”.

El nuevo estándar impuesto son los 48 megapíxeles, una cifra a la que todas las grandes quieren llegar en las lentes posteriores. Esta estrategia, que supone un gran peso en los megapíxeles a la hora de decidir, no es descabellada. Según una clasificación del sitio DxOMark, el terminal P20 Pro de Huawei, con una lente de 40 MP, arrasa en la lista, seguido de cerca por el iPhone XS Max. En este sentido, la empresa de la manzana ha logrado un equilibrio entre software y megapíxeles, con el iPhone XR, que tiene una cámara con solo una óptica y 12 megapíxeles de resolución.

De modo que la competencia es reñida, pero en un futuro cercano, las cámaras de réflex continuarán en el mercado, ya que hay un segmento de la población que todavía valora la calidad sobre la cantidad. 

Los teléfonos no necesariamente son mejores que las cámaras especializadas, pero sí representan una alternativa multifuncional con gran potencial.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...