Guía para la fotografía artística

Última actualización: 07.10.22

 

La fotografía artística es capaz de convertir lo que nos rodea en arte. En muchas ocasiones, las imágenes viven en el mundo de las sensaciones, lo que significa que pueden evocar emociones diferentes en cada uno de nosotros. En este artículo queremos explicar qué es la fotografía artística siguiendo algunos ejemplos de los diferentes modos de arte fotográfico.

 

Cada persona tendrá una definición y una percepción personal sobre qué es el arte, ya que se trata de una disciplina que se basa en las sensaciones. Una imagen capturada por un fotógrafo puede producir una sensación de alegría en unas personas, mientras que en otras provocará tristeza o soledad. La fotografía creativa permite capturar una imagen o una escena y trasladar con ella una serie de sensaciones o percepciones en la audiencia.

La fotografía como arte es una combinación de estilos, ya que busca plasmar la realidad con imágenes, pero al mismo tiempo también pretende trasladar a la audiencia los pensamientos, la voluntad y la intención del autor. Es decir, las imágenes artísticas pretenden describir algo más de lo que se ve en la propia imagen.

Emmet Gowin, un fotógrafo estadounidense, definió las fotos artísticas como herramientas para tratar con aquellas cosas que todo el mundo conoce, pero a las que nadie presta atención. En este sentido, según Gowin, los fotógrafos artísticos buscan representar cosas que los usuarios no pueden o no son capaces de percibir.

Explicar de forma técnica qué es la fotografía artística es ir en contra de su propio contexto, por eso, en lugar de seguir con estas definiciones, pasamos a ofrecerte algunos ejemplos de tipos de fotografías artísticas, que te ayudarán a comprender mejor esta disciplina.

 

Pintar con luz

Pintar con luz es la mejor manera de describir una foto en pocas palabras, ya que la técnica de fotografía se basa en eso. En fotografía, dominar las técnicas de iluminación y aprender a jugar con la luz de las imágenes ofrece posibilidades infinitas. Para ello, el fotógrafo tiene que ser capaz de controlar la exposición, prever el resultado y saber cómo modelar la luz.

 

Movimiento

Las fotografías en movimiento, mediante exposiciones largas, utilizando movimientos deliberados o aprovechando los movimientos de la ciudad o de la propia naturaleza, son una de las fotos estéticas más utilizadas en anuncios y en marketing, ya que ofrecen sensación de movimiento y agilidad.

Clave baja y clave alta

Saber utilizar las claves, es poder llevar la fotografía artística en blanco y negro a su máxima exponencia. Como “ingrediente básico” de la fotografía, saber entender la luz, permite a los fotógrafos trasladar sensaciones. En este sentido, la clave baja, que es el negro, transmite elegancia, misterio y cierta melancolía. En cambio, la clave alta, que sería el blanco, transmite alegría, viveza y pureza.

 

Sugerencias

En algunos casos, se puede ocultar o cambiar las formas de una imagen para sugerir sensaciones. Algunos fotógrafos juegan a engañar a los ojos, por ejemplo, fotografían una guitarra como una Ibanez v50njp-nt y convierten su silueta en la de una mujer, sugiriendo en ella las formas femeninas.

 

Siluetas

Siguiendo el ejemplo de las sugerencias, muchos fotógrafos artísticos utilizan la forma más básica de imagen, la silueta, como forma de sugerir o de provocar un impacto visual en la audiencia. El uso de las siluetas en las fotografías artísticas profesionales, permite realizar composiciones muy visuales e impactantes.

 

Proporciones

Los fotógrafos artísticos han aprendido a jugar con los diferentes elementos de la imagen y retocarlos para causar sensaciones en el espectador. En este sentido, las proporciones permiten agrandar objetos pequeños, como una flor o un grano de arena, para ofrecer una imagen que transmita magia. Este tipo de fotografías han mejorado mucho gracias a los sensores de las cámaras digitales modernas que permiten capturar las texturas y la luz, jugando con los colores de estos pequeños objetos.

 

Sombras

Las sombras de los objetos y de las personas son otro recurso artístico muy utilizado en fotografía. En este sentido, las sombras también permiten crear juegos sugerentes, igual que las siluetas, puesto que es posible aislar las sombras de su origen, creando juegos de formas o utilizarlas para añadir a la imagen mayor profundidad o una potencia visual diferente.

Naturaleza

La naturaleza es arte, en este sentido, los fotógrafos pueden aprovechar las inmensas posibilidades del mundo que nos rodea en sus imágenes. Gran parte de la fotografía artística moderna se basa en capturar las posibilidades de la climatología, con la luz del sol o la lluvia. No hay que olvidar que el clima provoca diferentes estados de ánimo en cada persona, por lo que los fotógrafos pueden aprovechar un día de lluvia para crear imágenes que evoquen tristeza, soledad o melancolía. Por otra parte, la naturaleza también permite obtener imágenes impactantes, gracias a los fenómenos más impresionantes como un relámpago o un incendio.

 

Profundidad

Otro estilo de fotografía artística juega con la profundidad de las imágenes, destacando el objeto que aparece en primer plano y difuminando el fondo. Esta es una herramienta muy utilizada en fotografía, no solo en artística, sino también en comercial. La profundidad de campo se controla mediante la apertura del diafragma, ya que cuanto más abierto esté, menor será la zona enfocada. Este tipo de fotografía es la más indicada para crear efectos de tipo bokeh.

 

Flare

Los “flare” son las manchas de luz que aparecen en la imagen. Estas manchas pueden ser problemáticas y llegar a “quemar” la foto, pero si se logran controlar producen un efecto muy artístico. Esta técnica es complicada de controlar, pues requiere mucha práctica.

 

Textura

El arte provoca sensaciones en el espectador, esto significa que una buena fotografía puede evocar aromas, sabores y, como no, una buena fotografía artística también debería ser capaz de trasladar al espectador sensaciones de tacto, aprovechando el enfoque de las cámaras es posible resaltar la textura de una piel o un tejido.

 

Minimalismo

El minimalismo es una corriente artística surgida en Estados Unidos en los años 60 como respuesta al expresionismo abstracto y al Pop Art. Esta corriente reduce la obra a lo esencial, eliminando todo lo sobrante y está cada vez más presente en la fotografía artística.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS