¿Cómo funciona el diafragma de una cámara?

Última actualización: 07.10.22

 

El diafragma es uno de los elementos fundamentales a la hora de tomar fotografías de alta calidad. Una pieza cuyo control requiere de ciertos conocimientos tantos relativos a su utilidad como a los efectos que produce su ajuste en nuestras fotografías.

 

En el mundo de la fotografía, existen muchos elementos con los que podemos jugar para tomar imágenes diferentes y con composiciones atractivas. Estos elementos pueden ser externos, tales como focos, paraguas, fondos y demás, o bien internos o propios de la cámara y los objetivos que estemos utilizando. En este último apartado, se encuentra el diafragma. Esta pieza es básica de cualquier objetivo o cámara digital, que nos permite ajustar la entrada de la luz a la hora de tomar fotos. Algo que convierte a este elemento en una pieza clave para tomar el mayor control sobre nuestras fotos.

Sin embargo, a menos que tengas formación en este campo, seguramente no conozcas mucho sobre esta pieza. Para resolverlo, te dejamos este artículo, donde te contamos para qué sirve el diafragma de tu cámara digital (puedes encontrar aquí algunas opciones para comparar), cómo ajustar el mismo y otra información interesante para aprovecharte al máximo de sus funciones.

Qué es el diafragma

El diafragma es el elemento responsable de regular la cantidad de luz que penetra en el interior de la cámara a la hora de tomar una fotografía. Algo fundamental para obtener diferentes resultados, puesto que una mayor o menor apertura de diafragma generará fotos más claras o más oscuras, en función de lo que necesite tu composición.

Sin entrar en el funcionamiento más técnico de un diafragma de fotografía, podemos equiparar su planteamiento al del ojo humano. Más en concreto al iris, que es el responsable de ajustar la cantidad de luz que recibimos en función del entorno. No obstante, sí hay una diferencia fundamental entre ambos. El iris es autónomo y responde automáticamente a los cambios de luz, teniendo por objetivo evitar que un exceso de luminosidad dañe la vista, al tiempo que nos ayuda a ver algo mejor en la oscuridad. Sin embargo, aún cuando la función del diafragma es la misma, en este caso somos nosotros los que vamos a abrir más o menos este elemento, permitiendo una menor o mayor cantidad de luz en la composición que estemos realizando.

 

Qué significa f en una cámara digital u objetivo

Es probable que cuando hayas comprado tu cámara de fotos hayas leído algo de f entre sus características. Este valor f nos informa de las diferentes aperturas que puede ofrecer el objetivo de la cámara. En función de este valor, vamos a tener más o menos ajustes de luz a la hora de tomar fotos.

Simplificando un poco, el factor f mide la apertura focal del diafragma, siendo ajustable en diferentes niveles. Los mismos se miden mediante una escala normalizada, tomando valores como 1 – 1,4 – 2 – 2,8 etc. No obstante, los valores de diafragma son específicos de cada objetivo o cámara, así que unas pueden tener ciertos valores y otros modelos tomar otros diferentes. En todo caso, existen tablas donde se recogen dichos valores. Cuanto mayor es el valor de f, menor es la apertura del objetivo y viceversa.

Cuando vamos pasando de un valor a otros diferentes, aparecen los llamados pasos de diafragma, que también suelen ser información útil a la hora de comprar cámaras y objetivos. Un producto con 12 pasos, por ejemplo, permitirá establecer 12 valores diferentes para la apertura de ese diafragma. Por cierto, cada uno de estos pasos supone duplicar o dividir entre dos la cantidad de luz que entra en la cámara durante la toma de imágenes.

 

Cómo ajustar el diafragma

Dicho todo esto, es probable que ya quieras empezar a jugar con la luz y ver cómo influye un diafragma abierto o cerrado en tus fotos. Sin embargo, antes de hacerlo, es necesario saber cómo ajustar la apertura del diafragma.

En general, el ajuste del diafragma se realiza mediante el giro de la parte móvil del objetivo, siendo cada uno de los movimientos que permite ese objetivo cada uno de los pasos que hemos comentando anteriormente. En los modelos con objetivo fijo, el ajuste del diafragma se realiza a través de los menús de configuración del dispositivo, por lo que tendrás que echarle un vistazo al manual de instrucciones de la cámara para proceder.

Este mismo ajuste de configuración puede ser necesario en las cámaras con objetivos intercambiables, a fin de pasar de una configuración automática a una manual. Pensemos que los asistentes que tienen muchas de estas cámaras ajustan automáticamente la apertura de la fotografía conforme al entorno y las condiciones de luz, de modo que si no activamos el modo manual no podrás hacer esos ajustes personalizados.

Otras implicaciones

Hasta ahora hemos hablado de la luz, pero lo cierto es que la apertura mayor o menor del diafragma tiene otras implicaciones. Las principales tienen que ver con la profundidad de campo y la nitidez de la imagen.

Para entender mejor el concepto, supongamos el siguiente ejemplo. Delante de nosotros colocamos algunas de las mejores aguas micelares que tengamos por casa o bien botes de champús o geles y tener la parte de la letra más pequeña mirando a la cámara. La idea es tener un objeto grande pero con elementos más pequeños, para ver cómo evoluciona la imagen según juguemos con el diafragma.

Si hacemos una foto de ese bote con una apertura pequeña, con el diafragma más cerrado, veremos cómo la nitidez de las letras de la etiqueta es menor y también notaremos una menor profundidad de campo en la imagen. La causa es que, al contar con una menor cantidad de luz, también estamos dando menos cantidad de información al sensor a la hora de ver lo que tiene delante.

Por el contrario, si esa misma foto la tomamos con una apertura elevada, no solo obtendremos más luz en la imagen, sino que también ganaremos en nitidez. El resultado es que veremos las letras con una mayor claridad en la foto final. Además, esta mayor cantidad de luz también permite ganar en profundidad de campo, por lo que no solo veremos más claro ese bote, sino también los elementos cercanos.

Esta relación es otro elemento interesante para jugar a la hora de tomar fotos de todo tipo, pues nos ayuda a definir más o menos ciertos elementos de la imagen. Así que, en función de si queremos más claridad o una imagen menos definida, también podemos ajustar este parámetro, más allá del planteamiento de la luz que hemos venido comentando. Todo es cuestión de experimentar.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS