Los sistemas operativos más populares para un Smart TV

 

Los Smart TV han supuesto una gran revolución en lo que a disfrutar de contenidos televisivos se refiere. Estos modernos televisores nos permiten asomarnos directamente al mundo digital y de Internet, en el que podemos disfrutar de los contenidos de nuestra plataforma de streaming favorita, navegar por la red y hacer casi todo lo que haríamos con nuestro ordenador, pero con la comodidad de hacerlo desde nuestro televisor.

Sin embargo, para acceder a todas estas funciones, es imprescindible que el mejor Smart TV disponga de un sistema operativo eficiente, que nos facilite el acceso a todas estas funciones y que tenga la compatibilidad necesaria como para instalar las aplicaciones que más nos gusten. Así que vamos a conocer cuáles son los sistemas operativos más actuales para un Smart TV y qué fabricantes de Smart TVs trabajan con cada uno de ellos.

 

Tizen

Si hablamos de Tizen, seguramente que no hayas oído el nombre nunca. Pero si te decimos que es el sistema operativo que utilizan los televisores de Samsung seguramente la cosa empiece a serte ya algo más familiar. Este sistema operativo fue desarrollado originalmente para su uso en todo tipo de dispositivos tales como smartphones, tablets e incluso portátiles. Sin embargo, el voraz apetito de Google ha limitado su presencia exclusivamente a este segmento.

En cuanto a sus funciones, la app ofrece una interfaz muy visual y, aunque no tiene acceso a Google Play por estar basada en Linux, sí es cierto que cuenta con una oferta de apps suficiente como para que no falte ninguna aplicación básica. Algo en lo que influye contar con una posición dominante dentro del segmento de Smart TV, con una cuota de mercado del 23%, según datos del 2018.

 

 

Web OS

Si Samsung tiene Tizen, LG tiene Web OS. Un sistema propietario y desarrollado por la propia marca que, tras pasar por un periodo oscuro, vuelve a relucir gracias a LG. Y es que este sistema originalmente fue creado nada menos que por Palm, allá por el año 2009, para mover sus “teléfonos inteligentes”. Posteriormente, se lo quedaría HP, tras comprar la compañía, aunque un año después decidiría no utilizarlo y liberarlo al mercado. Sería en 2013 cuando LG elegiría este sistema operativo para equipar sus televisores inteligentes.

Una medida que, con el paso del tiempo, ha demostrado ser una solución inteligente, pues son muchos los usuarios que destacan la amplia funcionalidad de este sistema. Algo que se muestra en detalles como su compatibilidad con HTML5 o Javascript, entre otras cosas. Pero también se aprecia en aspectos como la amplia gama de aplicaciones que ofrece, donde no solo no falta ninguna app básica, sino que también hay espacio para algunas novedades que no solemos encontrar en otros sistemas operativos.

También es un sistema interesante si buscas funciones avanzadas para manejar el terminal con tu móvil, para compartir archivos de tu red local o para lograr un mejor rendimiento. Todas estas funciones están en el WebOs. Algo que se nota también en ese extra de seguridad que ofrecen sus últimas versiones, que protege tu Smart TV frente a las amenazas que actualmente se ciernen sobre estos dispositivos.

 

My Home Screen 2.0

Tras el nombre My Home Screen 2.0 se “esconde” el sistema operativo Firefox OS, la apuesta de este desarrollador para disfrutar de todas las funciones de tu dispositivo. Este sistema operativo mantiene la imagen de las aplicaciones que Mozilla ofrece en otros sistemas operativos y que probablemente te sea familiar. La aplicación ofrece apoyo a HTML 5, un soporte mejorado y una amplia gama de funciones, para que no te falte el acceso a tu app favorita o a tu aplicación de streaming preferida.

 

 

No obstante, si eres de los que le gusta navegar desde el Smart TV, seguramente te interese saber que este sistema operativo es uno de los que mejor soporte aporta a la visualización de páginas webs. Y también es de los más destacados cuando de adaptarse a los cambios se refiere. Algo que se completa con una amplia gama de opciones de personalización, así que no te costará trabajo lograr que todo funcione como más te guste.

Por cierto, si quieres disponer de este sistema operativo, puedes encontrarlo en los Smart TVs fabricados por Panasonic, quien por ahora es la única compañía que trabaja con ellos. En cuanto a su cuota de mercado, la misma se estima en torno al 10% del parque de Smart TVs actuales.

 

Y por supuesto, Android

Para quienes prefieran un sistema diferente, más polivalente y con una mayor capacidad para hacer casi de todo, la respuesta es Android. En concreto, este sistema operativo se muestra en dos versiones diferentes. Una es su versión Android TV, que es la modalidad específica de este sistema operativo para su uso en Smart TVs. La otra opción es recurrir a Android AOSP, una especie de sistema operativo híbrido que también se usa en estos dispositivos.

Esta aplicación tiene la ventaja de ofrecer una amplia compatibilidad y de contar con acceso a Google Play, de modo que es muy fácil instalar cualquier aplicación que necesitemos, dejando de lado los problemas de compatibilidad de otros sistemas operativos que hemos comentado. No obstante, es conveniente saber que algunas de estas funciones pueden estar limitadas, dependiendo de lo que el fabricante del producto haya decidido. Algo que también tiene que ver con la versión de Android instalada, aunque la misma sí puede actualizarse con relativa comodidad.

Entre los fabricantes que han optado por esta solución para sus Smart TVs tenemos a Sony o Sharp. También es una solución frecuente en los televisores de marcas menos conocidas, dado que permite al fabricante centrarse en lo que domina y no perder recursos en desarrollar un sistema operativo propio, tal como pasa con los grandes fabricantes. Un planteamiento que permite que Android TV cuente con una cuota de mercado actualmente de un 40%.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...