Cómo reproduce el sonido un tocadiscos

Última actualización: 12.11.19

 

Si echamos un vistazo al mercado de productos dedicados a la reproducción del sonido, el tocadiscos sigue siendo uno de los más destacados. Entre otras cosas, por la espectacular calidad de sonido que es capaz de lograr este dispositivo, que por ahora no ha sido igualada por ningún dispositivo similar que veamos hoy, y que seguramente no veamos en unos años.

Uno de los secretos de estos dispositivos es la forma en que se genera el sonido desde el propio tocadiscos. Un aspecto sencillo pero a la par eficiente, en lo que se refiere al formato y sistema utilizado para dicha reproducción sonora. Para que tengamos más claro el proceso, vamos a analizar en detalle cómo funcionan estos tocadiscos.

 

Los primeros tocadiscos

Los primeros tocadiscos que saltaron al mercado tenían un carácter mecánico. Hablamos de los primeros fonógrafos, que utilizaban discos de cera y otros elementos similares para la reproducción del sonido.

Estos dispositivos, al igual que los primeros gramófonos, percibían la señal y la ondulación existente en un disco, que previamente se habían grabado físicamente sobre el mismo. Estas ondulaciones generaban una serie de ondas, que se amplificaban mediante un diafragma instalado en el brazo de reproducción del producto. Cuando este sonido salía del amplificador, se desplazaba hacia la zona del altavoz, la famosa trompa, que hacía tan genuinos a estos productos, reverberando en su interior y amplificando, en parte, la señal. Dado que hablamos de productos que funcionaban sin electricidad, no era posible el uso de amplificadores y de otros elementos actuales.

Este procedimiento era similar al que los primeros tocadiscos utilizaban. De nuevo, la reproducción del sonido se ejecutaba mediante un sistema mecánico con reverberación y diafragmas, que impedía obtener señales potentes. No obstante, ya era posible hablar de productos con una cierta calidad, en lo que a la reproducción del audio se refiere.

 

 

La llegada del tocadiscos moderno

El tocadiscos moderno, tal como lo conocemos, llega al mercado allá por los años 20. El principal secreto de este producto sería el del uso de la electricidad en su funcionamiento. Algo que permitiría prescindir de la cuerda con la que funcionaban los modelos mecánicos y que también serviría para cambiar el sistema de diafragma mecánico por los nuevos sistemas y brazos de fonochasis para lograr un sonido más potente y de calidad.

Tan grande ha sido el cambio que este sistema ha implantado en el mercado que el mismo se sigue manteniendo hasta nuestros días. Obviamente, con las modificaciones actuales de la técnica, como los sistemas que permiten prescindir de las válvulas y usar circuitos impresos y placas modernas en lo que al funcionamiento se refiere. Algo que ha servido para reducir el tamaño de los tocadiscos y mantener una considerable calidad en lo que a la reproducción del sonido.

 

Cómo funciona un tocadiscos moderno

Para saber más del secreto del sonido de este producto, es el momento de saber cómo se genera el mismo. Para empezar, vamos a ver cómo está fabricado cada uno de estos discos de vinilo. Si tuviéramos un microscopio y lo colocásemos sobre la superficie del disco, observaríamos como este tiene una serie de surcos de pequeño tamaño en la misma. Estos surcos se han impreso previamente mediante un llamado master. El master no es más que un disco metálico con la forma impresa en negativo sobre su superficie, de modo que al colocar el mismo sobre el vinilo caliente se generan esos surcos sobre el disco de vinilo.

Estos surcos son uno de los elementos más importantes a la hora de reproducir la música almacenada en el disco, dado que son los que permiten que la aguja del producto se mueva y capte las vibraciones presentes. Este es el principal secreto del tocadiscos: la capacidad de la aguja de percibir estas vibraciones a través del giro del disco. Aquí es donde se va a generar el sonido, aunque en su forma más primigenia. De todos modos, es importante tener en cuenta que la forma en que se imprime este disco es tridimensional, lo que probablemente sea uno de los secretos a la hora de lograr esa alta calidad de sonido que caracteriza a este producto.

 

 

La aguja, otra de las claves

Para captar adecuadamente estas señales, es fundamental contar con una aguja de alta calidad, que permita que el sonido se perciba de forma eficiente y pueda ser debidamente amplificada. Para ello, el cartucho en el que se sitúa la aguja dispone de una púa, que se encarga de captar el sonido, junto con dos imanes que se encargan de percibir y amplificar la señal. Estos dos imanes se conectan a dos terminales, cada uno por separado, con dos conexiones para cada uno de estos dos imanes.

Estos elementos son los responsables de convertir la señal vibratoria que capta la aguja en las ranuras del vinilo en señales eléctricas, de mayor calidad y potencia a la hora de ofrecer un sonido de alta calidad. Por tanto, ya tenemos clara la diferencia entre el sistema eléctrico actual y el viejo sistema mecánico de los modelos más antiguos. No obstante, aunque es de calidad, esta señal eléctrica sigue siendo débil en lo que a potencia se refiere. Por eso es necesario usar un amplificador que haga que la señal tenga una mayor fuerza. Lo bueno es que, gracias a la riqueza de dicha señal, esta no varía sino que se mantiene con la misma intensidad y rango que cuando fue generada.

El último paso del procesamiento de este sonido es su reproducción. Una vez que el sonido sale del amplificador, este pasa por los altavoces. Estos altavoces mantienen el sistema de funcionamiento convencional, de modo que las vibraciones que generan las ondas sonoras, una vez amplificadas, llegan al altavoz y nos dan una agradable sensación de sonido.

Como vemos, el proceso de reproducción se basa en un patrón físico, a diferencia de los sistemas que emplean las cintas de casete o el CD, basados en sistemas eléctricos. Esta es, según quienes saben del tema, la clave por la que el tocadiscos sigue siendo una de las opciones favoritas para los melómanos con mejor oído.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...