Cinco consejos para aumentar la cobertura de tu teléfono inalámbrico

Última actualización: 18.08.19

 

Uno de los mayores placeres que nos ofrece el teléfono inalámbrico es la posibilidad de hablar desde cualquier parte de nuestro hogar, siempre que la cobertura llegue allí a donde lo necesitamos. Un aspecto en el que muchas veces cometemos el error de no elegir el producto adecuado, especialmente en aquellos casos en los que resulte necesario contar con una cobertura más amplia de lo normal debido a aspectos como el grosor de las paredes o la distancia entre la base y el terminal.

Sin embargo, incluso si hemos tenido esta precaución es posible que sigamos teniendo problemas al respecto. La buena noticia es que muchos de estos problemas pueden resolverse con un poco de sentido común, una instalación correcta y los pequeños consejos que te ofrecemos a continuación. Así que si quieres que tu teléfono inalámbrico mantenga una cobertura óptima, no tienes más que echarles un vistazo a las ideas que te damos a continuación.

 

1. Elige una ubicación correcta

Cuando se trata de instalar el mejor teléfono inalámbrico en nuestra casa, solemos tener la mala costumbre de pensar en la solución sencilla, que es conectar el mismo allí donde tengamos una caja de conexión a nuestro alcance. Algo que simplifica este proceso de instalación pero que tiene el inconveniente de que apostemos por una ubicación que no siempre sea todo lo buena que debería.

En concreto, esta ubicación debería estar centrada sobre nuestro domicilio o bien sobre aquellas estancias en las que tengamos previsto utilizar el teléfono. Así que esto va a depender, en parte, de cómo se distribuya la vivienda. Si la misma tiene una distribución cuadrada, siempre será mejor centrar la base sobre la planta de la vivienda, mientras que si es rectangular deberemos apostar por la zona en la que mayor cobertura necesitemos. Por cierto, montar una caja no es algo complicado, así que si lo necesitas puedes hacerlo con comodidad.

 

2. Cuidado con los obstáculos

Tal como pasa con los routers o los repetidores WiFi, los teléfonos inalámbricos usan ondas para transferir la señal de llamada desde la base al dispositivo. Estas ondas viajan por el aire y tienen una cobertura variable dependiendo de los obstáculos que encuentren en su interior. Para lograr una mayor cobertura, resulta imprescindible contar con una ubicación que esté libre de obstáculos cercanos y que sea lo más abierta posible.

Por eso, no conviene instalar el teléfono inalámbrico dentro de un armario o vitrina, ni tampoco en una estantería, por ejemplo. Todas estas ubicaciones añaden “paredes” artificiales al entorno y dificultan adecuadamente el proceso de transferencia de la señal. Por el contrario, siempre serán preferibles las localizaciones abiertas como las de una mesa, un aparador o similar. Y si pueden ser ubicaciones con una cierta altura al suelo, aún mejor.

 

 

3. Las interferencias importan

Seguimos hablando de señales y transmisiones para echarle un vistazo a continuación a todo lo que tiene que ver con las interferencias. En la actualidad vivimos en entornos rodeados de señales de todo tipo, que van desde el WiFi que emite el router para conectarnos a la red, hasta la señal Bluetooth que genera el móvil el televisor y todo tipo de dispositivos. Así las cosas, mantener un adecuado aislamiento de la base del teléfono es algo imprescindible.

Por eso, la base debería separarse del router o del amplificador que tenemos para internet, a fin de evitar que este interfiera en la señal telefónica… y también a la inversa, la verdad. También es conveniente separar la base de otros productos conocidos por su generación de interferencias tales como los microondas, los dispositivos conectados por Bluetooth y otros productos similares. Todo aquello que pueda generar ondas de radio va a acabar por afectar a la cobertura inalámbrica del teléfono.

 

4. Usa repetidores

Si todos los consejos que hemos dado por ahora no te sirven, es posible contar con algunas ayudas, como las de los repetidores. Estos dispositivos tienen la capacidad de replicar la señal telefónica que reciben de la base, de modo que incrementan el alcance de la misma y mejoran los resultados a la hora de hablar desde cualquier parte de nuestro hogar.

Lo mejor de todo es que tenemos dos opciones a la hora de comprar estos repetidores. Una de ellas es la de contar con repetidores que podemos comprar por separado, conectando tantos como sea necesario a nuestra instalación. La otra opción la incluyen algunos teléfonos inalámbricos como el modelo Panasonic KX-TG6751, que cuenta entre sus accesorios con uno de estos repetidores.

El funcionamiento de estos repetidores viene siendo similar al de un amplificador WiFi convencional, ofreciendo una solución eficiente para ampliar la señal sin complicaciones. Así pues, no tenemos más que buscar una zona en la que haya cobertura actual de la señal de teléfono inalámbrico y que se encuentre cerca de la que queremos amplificar. Una vez aquí, basta con colocar el dispositivo, conectarlo a la corriente y al momento podremos empezar a disfrutar de una mayor potencia de señal en la zona elegida.

 

 

5. Las baterías, siempre cargadas

Uno de los motivos por los que el teléfono inalámbrico pierde parte de su cobertura también tiene que ver con la batería del dispositivo. A medida que la misma se acerca a su agotamiento, es probable que empecemos a ver como la señal se reduce y la calidad del sonido también. No es algo casual, sino que tiene una explicación lógica.

A fin de funcionar correctamente, el teléfono necesita usar de un mínimo de energía para sus funciones principales. Esta cantidad de energía marca el sobrante eléctrico disponible para mantener una mejor cobertura, la óptima según las características del dispositivo. Sin embargo, a medida que esta energía se va reduciendo, es probable que el teléfono limite el alcance o la calidad de señal, por no disponer de toda la energía para hacerlo con la máxima calidad.

Por eso es recomendable evitar agotar por completo la batería de nuestro teléfono inalámbrico, así como cambiar dichas baterías a medida que veamos que las mismas pierden potencia o capacidad de carga. Un remedio sencillo con el que mantener la cobertura bajo control.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...