7 ideas para usar tu tablet viejo

 

Uno de los mayores placeres de la vida es estrenar tecnología. Pero también es cierto  que, si estamos renovando un dispositivo, esto supone dejar de lado el producto viejo. Y cuando compramos un tablet nuevo, nos encontraremos con un tablet viejo sin uso. Por suerte, la tecnología actual nos permite convertir este dispositivo en casi cualquier cosa y seguir sacándole partido. Y con estas ideas prácticas te será fácil saber cómo darle una nueva vida a este viejo tablet que es carne de cajón.

 

Marco de fotos digital

Un marco de fotos digital es una forma divertida de aprovechar un tablet viejo. Solo tienes que cargar en su memoria las fotos que desees y configurar la reproducción de las mismas conforme a intervalos cada cierto tiempo o simplemente en modo carrusel. Una función que algunas versiones de Android permiten ejecutar directamente, mientras que en otras se requiere de una app específica para este fin. Y si además quieres reproducir vídeos, son bastantes las aplicaciones de este tipo que también nos permiten hacerlo.

 

Smart TV Box

Un Smart TV Box es un dispositivo que convierte cualquier televisor LED convencional en un Smart TV. Un producto que tiene unas considerables semejanzas con un tablet, así que este es otro buen destino para ese tablet viejo. Para esta tarea, lo único que vamos a necesitar es un cable que nos permita conectar el tablet con nuestro televisor, ya sea un cable micro USB a HDMI o un cable tipo C a esta misma salida.

Una vez conectado, podremos ver la pantalla y escuchar el sonido del tablet directamente en el televisor. Así que no tendrás más que instalar las aplicaciones que prefieras para disfrutarlas a gran tamaño en la pantalla de televisor. Y por si no fuera suficiente, gracias a la conectividad Bluetooth que tiene cualquier tablet podrás controlar el dispositivo de forma remota, mediante un teclado inalámbrico o similar.

 

 

Segundo monitor

Un tablet puede convertirse también en un segundo monitor. Algo que puede ser una buena idea, especialmente si te gusta trabajar con tu portátil pero te falta el espacio. Este tablet, debidamente configurado y conectado puede convertirse en este segundo monitor, con el que disponer de un escritorio extendido o bien de un segundo escritorio independiente, en función de lo que necesites.

No obstante, para este uso será necesario disponer de una aplicación que nos permita conectar ambos elementos. Por fortuna, son varias las apps que tenemos a nuestra disposición y que nos permiten realizar la conexión y configuración necesaria. Algunas de estas apps funcionan de forma inalámbrica y sin cables, dándonos un extra de comodidad a la hora de montar nuestro puesto de trabajo.

 

Reproductor multimedia para coche

Un tablet viejo es un firme candidato para convertirse en un reproductor multimedia para el coche. Y es que gracias a su tamaño compacto y la amplia gama de soportes existentes, no tendrás problemas para dejar el producto colocado en las plazas traseras del vehículo y convertirlo en un pequeño cine rodante. Además, con solo cambiar la tarjeta micro SD que sirve para el almacenamiento del dispositivo, no tendrás que tomarte muchas molestias para cargar tus películas favoritas en el tablet.

 

Equipo de música

Convertir tu viejo tablet en un equipo de música también es algo fácil. De hecho, probablemente no necesites instalarle nada más. Lo que sí vas a necesitar es un altavoz Bluetooth o bien un altavoz convencional conectado por el cable de auriculares, de modo que ese sonido tenga la potencia suficiente como para escucharlo con calidad. Además, la ventaja de este equipo de música es que podrás reproducir canciones desde la tarjeta SD, desde su memoria interna o también desde la red. Así que si al tablet le instalamos Spotify, YouTube o tu aplicación de podcasts favorita, podrás acceder a estos contenidos directamente y escucharlos sin necesidad de utilizar ningún otro dispositivo.

 

 

Mando a distancia para tu hogar

El hogar domótico es una realidad, que cada vez está más presente en nuestras vidas. Así que darle una nueva vida a tu tablet convirtiéndolo en el “mando a distancia” de tu vivienda conectada es otra buena idea. Entre los elementos que puedes controlar con un tablet está el termostato de la calefacción, la iluminación o el control de estos enchufes, siempre que sean compatibles con este uso remoto. Por cierto, tanto si el tablet es Android como Apple, podrás recurrir al asistente de Google o a Siri para controlar de forma remota las funciones del dispositivo o incluso las de tu vivienda.

 

E-book

Si analizamos qué es un e-book, lo cierto es que no es más que un tablet con una aplicación que nos permite usarlo para leer este tipo de libros. Y dado que son muchas las apps existentes con las que dotar a nuestro viejo tablet de este uso, no tendremos que buscar demasiado para lograr este objetivo. Entre ellas, tenemos el lector de libros de Amazon o algunas apps con las que cargar archivos epub, pdf y de otro tipo, que suelen ser los formatos más habituales para este tipo de libros electrónicos.

 

Y si no te decides…

Aunque ya tenemos todo tipo de ideas para reaprovechar nuestra vieja tablet, es posible que ninguna te convenza. De todos modos, aun podemos salvar al tablet del cajón. Una de las opciones sería venderlo, para lo que disponemos de todo tipo de plataformas en las que anunciar el producto y sacar algo de dinero por él.

Y si no te convence esta idea o el tablet es algo antiguo, también puedes reciclarlo. Para ello, no tienes más que dejar el tablet viejo en un punto limpio o en algún punto de reciclaje de los que suele haber en todo tipo de establecimientos del sector. Una buena idea para cuidar adecuadamente del medio ambiente. Aunque eso sí, en ambos casos es fundamental que borres toda tu huella digital del dispositivo, para evitar riesgos de seguridad.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...