Testea tu móvil en profundidad con TestM

Última actualización: 19.08.19

 

Son muchas las ocasiones en que puede interesarnos contar con una app que se encargue de realizar una verificación en profundidad de nuestros smartphones. Por ejemplo, cuando tenemos la sensación de que el producto pierde sus capacidades, cuando la pantalla falla o cuando alguna de sus funciones empieza a hacer cosas raras.

Sin embargo, algunas de las apps que tenemos en el mercado no siempre cubren todos los aspectos necesarios para obtener un informe completo sobre el funcionamiento de nuestro dispositivo. Por suerte, TestM ha surgido para resolver este problema, de modo que no tendremos problemas ni con las funciones que tendremos a nuestra disposición ni tampoco con los terminales sobre los que realizar ese estudio.

 

Qué puede hacer TestM

TestM es una de las aplicaciones más polivalentes en este segmento, de modo que podemos realizar este tipo de tests en hasta 6.500 dispositivos diferentes, disponiendo además de la información necesaria para conocer en profundidad cada uno de ellos y verificar si todo funciona como debería. Algo importante, dado que cada terminal tiene sus propias características y, por tanto, requiere de un tratamiento personalizado.

Este tratamiento se distribuye en un total de 21 pruebas diferentes que afectan a 19 componentes del dispositivo, de modo que no se quede sin verificar prácticamente ninguno de los elementos importantes para utilizar nuestro dispositivo. Un proceso para el que la aplicación necesita en torno a 5 minutos para completarlo. Además, en este proceso debemos también de estar atentos, dado que el proceso requerirá de algunos pasos por parte del usuario para verificar cuestiones como la presentación de imagen en pantalla o bien si se escuchan los altavoces.

 

 

Modos de pruebas

Dependiendo de lo que necesitemos, TestM cuenta con dos modos de prueba diferentes:

El modo rápido necesita apenas de un minuto para verificar el terminal, procediendo a realizar pruebas sobre la pantalla, la pantalla táctil, la cámara, los altavoces y también los micrófonos del móvil. Un test sencillo para demostrar que todo lo básico funciona como debe.

La otra opción es realizar un test completo sobre todos los elementos del terminal. En este caso, el proceso requiere de unos cinco minutos para ser ejecutado y generando al final un informe completo sobre todo lo que la aplicación ha detectado en relación al funcionamiento del dispositivo.

 

Qué pruebas se realizan

Dentro del modo completo, el dispositivo genera las siguientes pruebas:

Pantalla: Se revisa tanto que la pantalla se visualiza de forma correcta en toda su extensión como que la zona del táctil también funciona adecuadamente. Para ello, se nos pedirá que realicemos diferentes pulsaciones sobre la misma.

Sonido: Para esta verificación, será necesario que conectemos los auriculares al terminal y que escuchemos una serie de números que, posteriormente, deberemos escribir en el teclado que nos aparecerá en pantalla, como prueba del correcto funcionamiento de esta función. Algo que se repite también para el altavoz propio que incluye el terminal e incluso para el micrófono.

Sensores de movimiento: En este apartado, el producto revisa de forma automática el funcionamiento del acelerómetro, la brújula y el giroscopio, para comprobar que estos elementos funcionan de forma correcta.

Conectividad: En las pruebas de conectividad, se verifica el correcto funcionamiento de la red de datos y voz de tu operador, la conectividad WiFi, la conectividad Bluetooth y también la funcionalidad GPS del dispositivo. Todas las pruebas se realizan mediante conexiones a los respectivos elementos, por lo que necesitaremos estar en una zona con conectividad WiFi y con un dispositivo Bluetooth al que nos podamos conectar a mano.

Prueba de Hardware: Es la parte más compleja de todo el proceso y la que más tiempo necesita. En esta prueba se verifica el correcto funcionamiento de todos los elementos, tales como el sensor de luz, los botones, el cargador del dispositivo, la RAM o el procesador. Estos elementos se verifican tanto para comprobar su estado como sus características, de modo que en el informe sepamos qué procesador o qué memoria tiene el dispositivo.

Cámara: El paso final de este proceso es la prueba de la cámara. Pruebas que incluyen la de flash, en la que debemos contar cuántas veces parpadea, o bien la de cámara trasera, donde la cámara debería reconocer nuestro rostro.

 

 

Para qué sirve la aplicación

Una vez que hemos visto todo lo que esta herramienta puede hacer, seguramente tengas algunas ideas para las que esta aplicación puede serte útil. Pero si no lo tienes claro, también podemos darte algunas ideas.

La primera función para la que podemos usar el dispositivo es para verificar la existencia de fallos o averías. Un diagnóstico que puede evitar alguna que otra visita al servicio técnico o bien ayudarnos a saber dónde está el fallo y, por tanto, saber en qué debemos fijarnos cuando el servicio técnico nos lo devuelva.

Otro aspecto importante en el que la app nos va a ayudar es a la hora de comprar el móvil. Y es que el informe completo que genera esta aplicación resulta de mucha utilidad para conocer el estado completo del móvil, así que puede servirnos como apoyo para reforzar la venta de nuestro terminal o bien para que no nos den gato por liebre a la hora de comprarlo. Si el vendedor nos manda este informe, conoceremos de primera mano tanto las funciones como el estado del terminal, lo que siempre es un extra para nuestra tranquilidad.

 

Dónde encontrar TestM

Para descargar TestM, no tienes más que entrar a Google Play o al Market de iOs, para encontrar la aplicación y proceder a su descarga. La aplicación es gratuita, compatible con todo tipo de dispositivos, tal como hemos comentado al principio, y soporta hasta 6.5000 modelos distintos de dispositivos, así que te será fácil ejecutar los tests con conocimiento de las características específicas de tu equipo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...