¿Es necesaria una tarjeta gráfica independiente para jugar en tu PC?

Última actualización: 17.09.19

 

Cuando nos compramos un ordenador y no queremos gastar demasiado, es frecuente que recurramos a los componentes básicos que cualquier placa base actual integra. Hablamos de elementos como la tarjeta de sonido, la conectividad de red o la tarjeta gráfica, por citar algunos. De hecho, quitando el almacenamiento, el procesador y la memoria RAM, prácticamente no necesitamos nada más para tener un ordenador completo sin gastar demasiado.

Sin embargo, este ordenador básico puede no ser lo que necesitemos si queremos exigirle un poco más de rendimiento. Como ejemplo, en caso de que queramos navegar por la red, usarlo como reproductor de vídeo o centro multimedia o simplemente como base para nuestra oficina doméstica y otras labores ofimáticas, es probable que no tengamos problemas. Sin embargo, si queremos dedicarnos a tareas de procesamiento de vídeo y fotos a nivel intensivo o a jugar a la máxima calidad, es obvio que el equipo se nos va a quedar corto.

Este planteamiento nos lleva a la pregunta que nos sirve como base para este artículo: ¿es necesaria una tarjeta gráfica adicional para jugar? Vamos a ir avanzando poco a poco hacia la respuesta.

 

Qué es una tarjeta integrada

Una tarjeta gráfica integrada es un dispositivo que se sitúa dentro de la placa base de nuestro ordenador y que realiza las tareas básicas de una tarjeta independiente. Los modelos principales de tarjetas integradas que tenemos actualmente son las tarjetas gráficas de Intel y AMD, tal como corresponde a los dos principales fabricantes no tanto de placas, pero sí de los procesadores que montamos en las mismas. Por tanto, cualquier placa de cualquier fabricante incluirá el sistema gráfico del socket del procesador que le corresponda.

Pese a lo que pueda parecer, también en este aspecto hay clases. No tiene las mismas características una tarjeta gráfica integrada en una placa base para un procesador Celeron que para un i7. Tampoco es la misma la que encontramos en una placa base para sobremesa o en un portátil. En general, la calidad de las imágenes y lo que puede hacer la tarjeta siempre es mejor a medida que vamos subiendo en la potencia del dispositivo o de la placa correspondiente.

 

 

Qué pueden hacer estas tarjetas gráficas

Sin ser grandes tarjetas gráficas, al menos comparadas con las independientes, lo cierto es que las funciones que incluyen las mismas son más que suficientes para lograr un buen rendimiento. Como ejemplo, estas tarjetas son capaces de reproducir vídeo con una buena calidad, incluso a nivel Full HD como el que genera un DVD o ciertas emisiones de Youtube. Las más avanzadas incluso pueden emitir vídeo en formato 4K, aunque hablamos de las más actuales y de gama media y avanzada.

Respecto de los juegos, la verdad es que son muchas las opciones que tenemos para jugar. De hecho, prácticamente cualquier juego que tenga ya al menos 5 o 6 años funciona sin demasiados problemas en tu equipo con la tarjeta gráfica integrada. De modo que no hablamos de tarjetas con las que sea imposible jugar, a menos que la misma sea de la gama más baja dentro de su ámbito de placas base. Lo que sí es cierto es que para los juegos más exigentes para nivel gráfico sí vamos a necesitar una ayuda externa o bien tirar de los gráficos y su calidad bastante a la baja. Aún así, podemos afirmar que es posible jugar con una tarjeta gráfica integrada.

 

A qué podemos jugar y a qué no

Entrando un poco en detalle, son muchos los juegos a los que vamos a poder dedicarles tiempo con una tarjeta gráfica integrada. Así pues, si quieres probar suerte con League of Legends o las versiones III y IV de Grand Theft Auto, vas a poder hacerlo directamente con la placa integrada. Sí es cierto que, en algunos casos, será necesario bajar resoluciones y calidad para obtener mejor rendimiento y una adecuada fluidez en el funcionamiento.

Un problema que no tendrás si lo que te gustan son los juegos abandonware o con mucha historia a sus espaldas, que rinden sin problemas en este tipo de placas. Algo parecido ocurre con algunos juegos actuales, especialmente los de corte “indie”, en los que pesa más la historia que la extrema calidad de sus gráficos.

Sin embargo, si lo que quieres es liarte a tiros en Fornite o en PUBG o correr en cualquier simulador de carreras con los gráficos al máximo nivel, es obvio que la tarjeta integrada en la placa va a ser insuficiente. Algo parecido ocurre en caso de que queramos jugar a lo que sea con una calidad Full HD. Y es que la potencia de la tarjeta es suficiente para la reproducción de vídeo en esta calidad, dado que el mismo ha sido ya renderizado previamente, pero no tanto para realizar dicha labor sobre los gráficos generados por el juego.

 

 

Dos apuntes más

Como cierre de este artículo, queremos apuntar un par de aspectos más relacionados con estas gráficas integradas y lo que pueden o no pueden hacer. Uno de estos aspectos tiene que ver con la conectividad externa. Hoy día, las tarjetas gráficas integradas suelen incluir un puerto VGA y un puerto HDMI, de modo que podamos conectar dos monitores en paralelo aunque no siempre con la máxima calidad de imagen. Así que, si necesitamos obtener una señal de calidad en ambos, es probable que tengamos que recurrir a una tarjeta externa o independiente. Puedes encontrar una lista con varios tipos de tarjetas gráficas aquí.

Algo parecido ocurre en caso de que necesitemos mantener la capacidad de procesamiento a un nivel razonable. Dado que la tarjeta gráfica integrada utiliza los propios recursos del ordenador, esto supone una carga adicional en cuestiones como la memoria RAM o el procesamiento del equipo. Esto puede traducirse en una ralentización de otras tareas, en caso de que se produzca una carga elevada en la parte gráfica. No obstante, es cierto que el diseño de las placas suele estar equilibrado, para evitar estos inconvenientes, aunque tampoco es extraño que algunas veces se produzcan efectos no deseados ante elevadas demandas gráficas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...