Para qué se utiliza un Smart TV

Última actualización: 19.06.19

 

Frente a los televisores LED convencionales, los modernos Smart TV abren un mundo de opciones más que considerable. Entre otras cosas porque estos televisores tienen la capacidad de conectarse a la red, convirtiéndose así en dispositivos inteligentes. Algo que permite disfrutar en nuestro televisor de todo tipo de contenidos en streaming.

Por si fuera poco, la amplia conectividad de estos dispositivos también nos permite conectar el producto a todo tipo de equipos sin apenas complicaciones. Una amplia gama de funciones que, sin embargo, parece que no está al nivel en cuanto a lo que a las preferencias de los usuarios se refiere. Y es que el uso real de este dispositivo no difiere mucho de lo que venía siendo antes.

 

Lo que dice la encuesta

La respuesta que hemos dejado caer antes proviene de una encuesta realizada por la consultora NPD, en la que se evalúo para qué utilizaban los usuarios este tipo de dispositivos. Una encuesta circunscrita a los Estados Unidos, pero cuyos resultados pueden extrapolarse a otros países o mercado.

Y el resultado principal que arroja este estudio es que este tipo de productos se usa principalmente… para ver la televisión. Algo que no varía en exceso del uso que se le venía dando al dispositivo antes de esta particular revolución. Aunque sí es cierto que algo tienen que ver las funciones Smart TV incluidas con el equipo. Y es que la llegada de todo tipo de plataformas de streaming como Netflix, HBO o Sky han traído a los usuarios una gran cantidad de contenidos que pueden disfrutar tal como venían haciendo con los televisores de antaño.

 

 

De todos modos, la misma encuesta apunta a que este uso es algo limitado por una cuestión que pocos fabricantes han tenido en cuenta. Y es que mucho de los Smart TV actuales disponen de unos sistemas operativos tan lentos y una problemática específica en lo que a su utilidad se refiere, que hace que el funcionamiento de las aplicaciones sea lento, las conexiones se cuelguen y la calidad tampoco despunte.

Y si tenemos en cuenta que estas apps están disponibles para otros dispositivos, tales como videoconsolas o reproductores de Blu-Ray, lo cierto es que los Smart TV, sobre todo los más antiguos, salen perdiendo en la comparación.

 

Los usos más “Smart”

Siguiendo con los resultados que nos ofrece esta encuesta, también es posible encontrar algunos de los usos más “inteligentes” del producto, pero lo cierto es que no son los más habituales entre los usuarios. O al menos esto es lo que apuntan los resultados de la encuesta que estamos comentado.

Entre esos usos tenemos la reproducción de música, que utilizan en torno a un 15% de los usuarios. Un aspecto en que aplicaciones como Spotify o las emisoras de radio que cuentan con sus propias apps hacen fácil disfrutar de esa música o cualquier emisión con comodidad en nuestro televisor. De todos modos, es otra función que tampoco es del todo imprescindible, al menos si tenemos en cuenta que hoy día prácticamente todos los televisores LED incluyen radio TDT en directo.

En cuanto al resto de usos más destacados que se llevan a cabo, estos apenas superan el 5% de referencia de los encuestados. Entre estos usos, tenemos la navegación en internet a través del navegador o consultar nuestra cuenta de Facebook. Y aún menos son los usuarios que utilizan el televisor para enviar tweets o para realizar compras a través del dispositivo. Así que este tipo de usos, que teóricamente deberían ser de los más habituales, no suelen ejecutarse prácticamente nunca en estos Smart TVs.

 

 

Dónde está el error

Afortunadamente, esta encuesta no solo trae esos resultados, sino que también nos ofrece una explicación de los motivos por lo que estos patrones de uso difieren considerablemente respecto de lo que sería esperable. Opiniones procedentes de los propios encuestados, que dejan claros los motivos del relativo fracaso de estas tecnologías inteligentes.

Entre estos motivos tenemos uno que ya hemos comentado. Y es que en la actualidad tenemos tal cantidad de dispositivos tecnológicos conectados que la competencia entre ellos es considerable. Hoy día prácticamente todo va conectado a la red: el televisor, pero también el ordenador, el portátil, el tablet, el reproductor de Blu-Ray, el Smart TV Box, el móvil e incluso el frigorífico. Y aunque es cierto que no todos los dispositivos ofrecen la misma utilidad, la variedad de productos es más que considerable.

Precisamente esta es la segunda debilidad que tienen los Smart TV: la utilidad y la comodidad que ofrecen a los usuarios. Estamos en un contexto en el que los fabricantes están centrados en innovar y disponer de mejoras en sus productos, pero se dejan aspectos básicos como la utilidad.

Algo que seguramente no te suene extraño si has querido escribir un tweet desde el mando a distancia o hacer algo tan sencillo como acceder a tu correo electrónico. El tiempo que tardamos en escribir la contraseña, en cargar la página y en acceder a los resultados, como muestra, penaliza de forma notable este tipo de usos sobre el Smart TV.

 

Cómo solucionar el problema

Si a estas alturas te ves reflejado en las opiniones que ofrece esta encuesta, la buena noticia es que hay algunas formas de darles un empujón a la comodidad de uso y eficiencia de tu Smart TV. Una de estas opciones pasa por hacerte con un teclado y un ratón inalámbrico, que resuelven los problemas relacionados con la comodidad de uso del dispositivo en comparación a lo que tenemos que pasar si usamos el mando a distancia.

Como alternativa, dado que cambiar tu Smart TV por uno nuevo es una inversión excesiva en caso de que el mismo sea lento o se haya quedado antiguo, siempre puedes recurrir a un Smart TV Box. Estos productos son la forma más económica de traer tu televisor a la última tecnología, contando además con la amplia comodidad que nos ofrece el sistema operativo Android con el que suelen funcionar estos productos.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...