Los ordenadores, principales objetivos de los ataques a gran escala

Última actualización: 19.08.19

 

Vivimos tiempos en los que estamos rodeados de todo tipo de dispositivos electrónicos conectados a la red. Hablamos del móvil, el tablet, el decodificador de televisión digital o bien de nuestro Smart TV, entre otros. Sin embargo, pese a la amplia variedad de dispositivos existentes, la mayor parte de los ataques informáticos se centran en los ordenadores de siempre. Algo que nos obliga a tomar medidas al respecto, a fin de evitar problemas con nuestros datos y nuestra seguridad en la red.

Un aspecto que gana aún más importancia cuando descubrimos que muchos de los ataques que sufren nuestros equipos tienen que ver con inactivas y grupo de hackers a nivel internacional, lo que supone un problema adicional en lo que a seguridad se refiere. Porque en este caso no se trata ya de ataques destinados a robar datos de nuestro equipo, sino que estos ataques pretenden centrar las bases para ataques masivos en un futuro con objetivos geoestratégicos determinados. Así las cosas, veamos algunos de los ataques más famosos que hemos tenido que sufrir en los últimos meses así como la forma de protegernos.

 

El virus Wannacry

¿Cómo de grande o de potente tiene que ser un virus para ser capaz de tirar los sistemas de Telefónica, la principal compañía de telecomunicaciones española? Pues la respuesta la tenemos en el virus WannaCry. Un virus capaz de encriptar toda la información vital del equipo mediante un sistema interno, que solo puede desactivarse con un pago o rescate en bitcoins, lo que garantiza el anonimato de dicho pago para quien lo recibe.

Por su funcionamiento, es cierto que no hablamos del primer virus que se dedica a secuestrar nuestro ordenador y que penetra profundamente en el sistema para tomar pleno control del mismo. Pero si es verdad que la intensidad del ataque que en su día ejecutó nos demuestra que no es un virus cualquiera.

De todos modos, según los expertos consultados, en el caso de Telefónica, muchos de los ordenadores de sus empleados utilizaban equipos con versiones de Windows ya sin soporte, como Vista o Windows 7, lo que hace las mismas vulnerables ante ciertos ataques conocidos, al no contar con soporte por parte de Microsoft. Algo que no debería pasar en una compañía de este nivel pero que, como pudimos comprobar en su momento, pasa.

 

 

Hacking global

Viajamos ahora en el tiempo a abrir del año 2018. Estados Unidos, junto con Reino Unido y Francia, ejecutan una intervención militar en Siria para “restaurar” la normalidad en la zona. En paralelo, se produce un intento de hacking global dirigido a todo tipo de dispositivos tanto en Estados Unidos como en Reino Unido, con especial interés en los ordenadores personales. Un ataque desarrollado, teóricamente, por fuerzas rusas con las que colarse en cuantos más equipos sea posible y tratar de lanzar un ataque global o bien afectar a las redes gubernamentales de estos países.

No obstante, pese a que este ataque parezca más el argumento de una película de espías, no hablamos de algo nuevo. Los ataques masivos y los intentos de captar redes y todo tipo de ordenadores para enfocarlos contra otros equipos es algo ya habitual. Un proceso que se ejecuta tanto por parte de atacantes sin vinculación política, solo por diversión o por dinero, como en casos como este en los que si existen vinculaciones políticas en el proceso.

 

Fileless malware

Volviendo a la actualidad, dentro de este año 2019, son varios los medios especializados que apuntan al malware Fileless como la mayor amenaza para nuestro ordenador en este año. Este malware cuenta con una diferencia considerable frente a otros virus o malwares conocidos, como es el hecho de que no necesita de un archivo concreto para ejecutarse, sino que directamente se aloja en la memoria RAM de nuestro ordenador, donde queda debidamente oculto.

Este planteamiento hace casi imposible que el virus sea detectado por los programas antivirus convencionales, aunque al menos tiene la ventaja de que una vez apagado el ordenador, el virus desaparece. No obstante, esto es válido para un ordenador personal doméstico pero no para los que siempre están encendidos, como los de un cajero automático, los servidores y otros equipos que, por sus características, siempre están en uso.

Así las cosas, nos encontramos ante un virus muy peligroso por su capacidad de ejecución y su difícil limpieza, de modo que los profesionales del sector tienen ante sí un reto notable a la hora de buscar remedio a este problema.

 

 

Cómo protegernos

Llegados a este punto es posible que te preguntes cómo puedes proteger tu ordenador ante este tipo de ataques. Una de las soluciones más eficientes para ello es contar con un antivirus actualizado y de confianza, que sea capaz de detectar las posibles amenazas y eliminar las mismas antes de que estas puedan afectar a tu ordenador personal.

También es clave mantener actualizado todo aquello que pueda suponer un riesgo de seguridad, como el sistema operativo. Muchos de los virus actuales aprovechan las vulnerabilidades de los sistemas Windows, principalmente, para tratar de colarse en nuestro sistema, robar datos y destruir sistemas. Por eso, tener tu versión de Windows debidamente actualizada es clave, sin olvidarnos además de lo importante que es contar con una versión de Windows legal, más aún considerando lo poco que cuesta hoy día una licencia

Todo lo que hemos comentado para Windows, en lo que a actualizaciones se refiere, también deberíamos tenerlo presente para el resto de aplicaciones que usemos a diario, pues otras herramientas como los navegadores, las suites ofimáticas y otros softwares también pueden ser una puerta de entrada para intrusos a nuestro equipo. Por tanto, mantener actualizado todo el software de nuestro ordenador es clave para reducir esos riesgos.

Como último consejo, no puede faltar un poco de sentido común. Muchas veces encontramos programas, aplicaciones y extensiones que nos prometen hacer cosas “milagrosas” como acceder a correos ajenos o navegar por webs de pago sin pagar. Todos estos programas suelen ser virus disfrazados, que esperan a que un incauto caiga en sus redes. Así que no está de más hacer caso omiso de estas “maravillosas aplicaciones” y evitar instalarlas en nuestro equipo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...