Los drones, nuevos aliados para los delincuentes

Última actualización: 12.10.19

 

Cuando Alfred Nobel inventó la dinamita en 1867, su principal objetivo era ayudar a los mineros a hacer algo más llevadera su labor en las minas. Algo a lo que su invento ayudaba tanto con una mayor seguridad en el proceso como una mayor potencia del explosivo, lo que suponía un avance considerable para estos trabajadores.

Sin embargo, poco tiempo después, Nobel comprobó como aquel invento suyo no se empleaba precisamente para el bien, sino que la dinamita servía para la comisión de diferentes delitos y crímenes, algo que el propio Nobel no parecía haber previsto. Para tratar de redimir su pesar, poco antes de su muerte decidió que el grueso de su fortuna se emplease en la creación de la Fundación Nobel, que actualmente entrega los conocidos premios Nobel.

La enseñanza que podemos extraer de esta anécdota es que por muy buena que sea la voluntad que tenga una persona al hacer una invención, siempre habrá alguien que buscará la manera de aprovechar esa herramienta para hacer el mal. Pasó con la dinamita, pasa con Internet y también pasa con los drones, tal como veremos en los apuntes que analizamos a continuación.

 

El drone “camello”

Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que la droga es uno de los principales negocios ilícitos que mueve el mundo. Son muchas las fortunas que se han creado al abrigo de este producto ilegal, como las de Pablo Escobar, el Chapo Guzmán o los diferentes cárteles mexicanos o colombianos que mueven esta droga por el mundo, aunque principalmente con la vista puesta en Estados Unidos.

Una tarea en la que el uso de drones se ha convertido en un gran aliado para pasar la frontera. Los drones actuales tienen una elevada autonomía de vuelo, pudiendo situarse los traficantes a una distancia razonable de la frontera como para no ser detectados. De hecho, estos drones no son fáciles de detectar por quienes guardan estas fronteras, así que su interceptación es complicada.

Y por si fuera poco, la capacidad de carga de estos drones hace rentable su uso para mover grandes cantidades de droga de forma sencilla, con un riesgo reducido, puesto que en caso de haber pérdidas, éstas afectan sólo una mínima parte del cargamento que se esté enviando y no el total, como pasaría si este se manda en camiones.

 

 

Espionaje e invasión de intimidad

Otra función habitual de los drones es la del espionaje. Algo que además no requiere de un producto especialmente sofisticado, dado que la gran mayoría de los drones actuales disponen de cámaras integradas. Unas cámaras con las que podemos tomar bonitas fotos del paisaje… o bien de nuestros vecinos en situaciones comprometidas. Unas fotos o vídeos cuya obtención ya de por sí sería delito, pero que aún más lo sería la difusión o incluso el uso que hagamos de las mismas.

Y es que, además de subir ese contenido comprometido a la web, no son pocos los posibles delincuentes que pueden verse tentados de usar este contenido para extorsionar a las personas que aparecen en él. Un delito que agrava aún más la toma de estas imágenes sin autorización y que, como hemos comentado, es fácil que cometamos incluso sin querer, en lo que a la parte de la grabación se refiere.

 

Sabotaje industrial y de infraestructuras

Aunque puede parecer exagerado, unos pocos drones son todo lo que necesitamos para perturbar por completo el funcionamiento de un gran aeropuerto y causar graves perjuicios al tráfico aéreo. La prueba la tenemos en los sucesos ocurridos en el aeropuerto de Gatwick, situado en Londres, durante las navidades del año 2018.

En concreto, este aeropuerto tuvo que estar cerrado al tráfico aéreo durante unas 40 horas debido a la presencia de drones en las pistas y las zonas de movimiento de este aeropuerto. Algo que afectó a miles de personas en unas fechas, como las navideñas, en las que el tráfico en los grandes aeropuertos se intensifica de forma considerable.

Lo peor de este caso es que las autoridades fueron incapaces de encontrar el origen de los drones ni tampoco a la persona o personas que los estaban llevando a volar sobre esta zona. Unos operadores que tampoco realizaron reclamación de la autoría de su acto, como podría esperarse en caso de tener algún motivo concreto, como una reclamación ecologista, fines terroristas o cualquier otro motivo. Así que tampoco es descartable que este tipo de hechos puedan repetirse de forma imprevista y en cualquier aeropuerto.

 

 

Qué dice la ley

Llegados a este punto, no es mala idea echar un vistazo a qué dice la ley respecto de los usos que podemos darle a un dron. El problema es que la legislación actual está a años luz de lo que pueden hacer los drones, así que no nos sorprende que dicha legislación sea incompleta y que apenas cubra los aspectos más básicos de la operativa con drones.

Entre lo poco que dice la legislación, se incluyen las zonas en las que se pueden volar drones, que siempre deben estar separadas de acumulaciones de personas, del espacio aéreo de aeropuertos y otras instalaciones similares, así como de lugares especialmente sensibles por motivos de seguridad. También se prohíbe volar los drones de noche, así como en zonas urbanas. No obstante, por la experiencia que seguramente hayamos visto en otras personas, no es difícil comprobar cómo toda esta normativa no sirve para nada, pues la gente vuela el drone prácticamente donde le da la gana.

Adicionalmente a esta legislación, se ha producido algún intento aislado de tratar lo que tiene que ver con los usos delictivos directos de los drones, en línea con lo que hemos venido comentando. Cabe mencionar que este uso de drones ya tiene limitaciones en lo que a usos delictivos se refiere, al igual que un vehículo puede ser considerado un arma en caso de que se emplee para atropellar a una persona. Pero sí resulta necesario contar con estas limitaciones y con un desarrollo normativo más completo, de cara a evitar problemas y establecer limitaciones claras al uso de estos equipos para prevenir la comisión de delitos.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...