LG y Samsung quieren cambiar el ordenador portátil para siempre

Última actualización: 31.05.20

 

Los estudios de mercado indican que los ordenadores de escritorio pierden cada vez más cuota en favor de los ordenadores portátiles. Pero lo cierto es que estos también se ven amenazados por la presencia de móviles cada vez más potentes. De la mezcla de ambos fenómenos surgen los planes de Samsung y LG, con los que revolucionar el mundo de los ordenadores portátiles.

 

Si estás leyendo este artículo desde un móvil seguramente ya conozcas la capacidad de procesamiento de tu terminal. Productos que, en general, nos permiten movernos por la red, ver todo tipo de contenidos, mantenernos conectados con nuestros amigos y acceder a todo tipo de funciones gracias a su amplia oferta de aplicaciones. Algo que también podrías hacer con tu portátil, aunque teniendo que llevar algo más de peso encima.

Dentro de este planteamiento son varias las empresas que quieren cambiar nuestro punto de vista a la hora de buscar el mejor ordenador portátil para cubrir nuestras necesidades. Y es que frente al diseño de estos ordenadores portátiles de siempre, la idea pasaría por convertir nuestro móvil en una suerte de CPU o base para ordenador, a la que se añadiría una pantalla externa y de carácter táctil. Un producto con el que incrementar el tamaño de las pantallas y la productividad de estos dispositivos, dado que el teclado y el ratón también se integrarían en esta pantalla. No obstante, algunos fabricantes también apuestan por la opción de incluir puertos para los periféricos. Veamos un poco más el detalle de cada una de estas novedosas propuestas.

La apuesta de Samsung

La primera de las marcas que se ha lanzado a esta nueva tendencia es Samsung. El objetivo de la compañía es crear una pantalla lo más ligera posible y con una buena autonomía, que sería la que movería toda la imagen y en la que se conectarán los diferentes periféricos necesarios para convertir nuestro móvil como portátil. 

Esta pantalla recibe el nombre de DeXbook y sería necesario disponer de un móvil de Samsung para que la misma funcione correctamente. Hablamos de una pantalla con una resolución Full HD y una diagonal de 14,1 pulgadas, en línea con el tamaño de pantalla de los ordenadores portátiles actuales. Así que a este respecto no vamos a perder pantalla, ni tampoco vamos a tener problemas para trabajar con la misma comodidad con la que lo haríamos en un portátil convencional. 

El producto se remata con una batería interna de 10.000 mAh, cuya autonomía será más elevada que si la misma se montase en un ordenador portátil convencional, toda vez que la parte del procesamiento se realiza en el móvil y no en la pantalla. En cuanto a su movilidad, el peso de la pantalla vendría siendo de un kilo aproximadamente, lo que viene siendo más o menos la mitad de lo que suele pesar un portátil de 14 pulgadas, con su batería incluida.

 

El planteamiento de LG

En paralelo a la propuesta de Samsung existe una línea de trabajo similar a cargo de LG. Su producto se denomina Cloud Top y sus características prácticamente calcan a las de la opción de Samsung, con una batería de 14,1 pulgadas en resolución Full HD. Sin embargo, lo que sí cambia es la batería, que se queda en solo 5.000 mAh. Capacidad similar a la de varios móviles de gama media, tales como el Redmi 8 o el Samsung Galaxy M20.

Al menos, esta reducción del tamaño de la batería tiene una consecuencia directa en el peso del dispositivo, que se queda en apenas 600 gramos, casi la mitad del producto de Samsung. Así que quienes no requieran de tanta autonomía y prefieran ir más ligeros en su día a día quizá tengan en este modelo su alternativa. 

Por cierto, tanto el modelo de LG como el de Samsung aún están en fase de desarrollo y todavía no están en el mercado, estando previsto su lanzamiento teórico para el tercer trimestre de 2020. Respecto de sus precios, estos van desde 200 a los 400 euros, aunque hasta que no estén en el mercado no serán más que referencias.

El primer paso en la integración

En este contexto, es necesario dedicarle unas líneas a la DeX Station de Samsung. Un producto que entronca los dos mundos que estamos mencionando y que puede darnos una prueba de cómo el móvil puede convertirse en un ordenador portátil, aunque en este caso empleando un elemento adaptador intermedio.

Y es que el DeX Station de Samsung es precisamente eso. A simple vista, el producto se parece a una base de teléfono inalámbrico. Sobre ella tenemos que colocar el móvil para que se realice la conexión. Esta base se conecta al monitor mediante un puerto HDMI, contando también con puertos USB y de red cableada, además de una toma de alimentación C para la energía. La conectividad inalámbrica WiFi y Bluetooth se gestionan directamente desde el móvil. El resultado es un micro PC que podemos usar de forma convencional en cualquier monitor. Solo es necesario el adaptador y un móvil compatible, como el Samsung Galaxy S8 o el S8+.

Por cierto, este dispositivo sí está a la venta y tiene un precio relativamente accesible para lo que vienen siendo los productos de la marca. En concreto, el DeX Station tiene un precio aproximado de unos 80 euros, sirviendo además de cargador de móvil. Así que para quienes trabajen tanto en casa como en movilidad puede ser una opción muy interesante.

 

Qué nos ofrecerá el futuro

Llegados a este punto, es el momento de “mojarse”. Y aunque la oferta de estos productos ya está en proceso, lo cierto es que la respuesta de los usuarios es algo que, por ahora, se desconoce como va a ser. Sí es posible que haya profesionales a los que pueda interesar llevar solo el móvil y una pantalla, aunque también serán bastantes los que apuesten por llevar un simple tablet y quitarse de complicaciones. De hecho, las semejanzas entre ambos productos son más que considerables. Todo dependerá tanto de los precios de estos nuevos productos como de las utilidades que finalmente las marcas ofrezcan a los usuarios.

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments