La tecnología está dejando atrás el DVD

Última actualización: 17.09.19

 

Es evidente que la tecnología avanza a velocidades indescriptibles, llevándose a su paso todos aquellos formatos que no cumplan con ciertos parámetros propios de la era de la información. Uno de estos casos ha sido el de los discos compactos en formato CD, DVD y sus equipos reproductores, por lo que muchos usuarios no saben qué hacer con sus colecciones de música, películas y los equipos por reparar, ya que se han vuelto obsoletos demasiado pronto y han sido reemplazados con la llegada de las nuevas tecnologías.

 

CD, DVD y equipos reproductores

Un disco compacto o CD es un disco óptico capaz de almacenar datos en diferentes formatos digitales, aunque en sus inicios se utilizaba solamente para el almacenamiento de archivos de audio o música. Su popularidad radicaba en la calidad del sonido y su conveniente tamaño, además, era bastante ligero, mucho más que los casetes, por lo que resultaba un soporte fácil de transportar y almacenar. Por otro lado, tenían una capacidad de almacenamiento de 80 minutos de audio o 700 MB de datos, además, ofrecían 4 formatos con diferentes opciones de uso, CD-ROM solo lectura, CD-R grabable, CD-RW regrabable y CD-DA audio digital.

Sin embargo, los CD fueron los primeros en desaparecer, debido a la creación del Disco Versátil Digital o DVD, que también es un disco óptico usado para el almacenamiento de datos y nació principalmente como el reemplazo para el formato de cinta VHS, que solía ser usada para ver videos de forma doméstica. Sus dimensiones son las mismas que en el caso de los CD pero su diferencia radica en la capacidad de almacenamiento, que generalmente es de 4,7 GB.

Por otro lado, los reproductores de DVD (consulta este enlace para más info) y CD son unos dispositivos ópticos, que mediante una luz láser y conectados a una pantalla de TV son capaces de leer y reproducir el contenido almacenado en DVD y CD. Sus dimensiones han variado desde su creación para hacerlos cada vez más compactos, aunque en sus inicios llegaron a ofrecer capacidad para colocar 1, 3 o 5 discos en la misma bandeja, por lo que podías olvidarte de colocar música por un rato, ya que al terminar uno comenzaba el otro y así sucesivamente.

 

 

La desaparición de los reproductores de CD y DVD

El afán por crear dispositivos cada vez más pequeños, pero con grandes características y funciones ha hecho desaparecer casi por completo muchas de las tecnologías que creímos que nos acompañarían toda la vida. Tal es el caso de los CD, DVD y sus equipos reproductores.

Por lo que predicen los expertos, los CD tienen sus días contados entre nosotros, lo que se puede corroborar al recorrer las tiendas de electrodomésticos, artículos para el hogar y tiendas de música, ya que su oferta ha ido desapareciendo poco a poco.

Igualmente ocurre con los DVD, la producción ha disminuido desde que surgieron las plataformas de contenido digital On-demand, tales como Netflix y HBO Go, ya que ofrecen una infinidad de series, películas y documentales que se pueden descargar desde las aplicaciones disponibles para ello, no ocupan espacio físico dentro del hogar y se pueden adquirir desde la comodidad de un ordenador, dispositivo móvil o televisor inteligente. Esto revolucionó la industria del entretenimiento y desplazó a los medios antes mencionados.

Además, los CD y DVD también tienen en su contra la capacidad de almacenamiento respecto a esta nueva forma de reproducción de contenidos, así como la posibilidad real de sufrir daños debido a los malos tratos, como rayones o caídas que pueden ocasionar la destrucción de los datos.

Todo esto ha ocasionado que las grandes compañías fabricantes de equipos reproductores y ordenadores, tanto de escritorio como portátiles, hayan dejado de incluir la ranura para reproducir este formato.

 

Nuevas tecnologías que sustituyen el uso de CD y DVD

 

Memoria USB y tarjeta SD

La memoria USB o pendrive y la tarjeta SD son dispositivos creados para el almacenamiento de datos, que mediante circuitos de estado sólido son capaces de guardar información de manera digital. Su popularidad radica en la combinación de su capacidad de almacenamiento, dimensiones y características físicas que no sufren daños con el polvo y rallones. En este sentido, pueden ofrecer desde 1 hasta 64 GB y mucho más, por lo que se han vuelto una herramienta adecuada para cualquier persona que necesite almacenar ciertas cantidades de datos de forma segura. Sin embargo, también tienen en su contra poca resistencia frente a los voltajes altos y a las caídas desde grandes alturas.

 

 

Disco duro externo

Por otra parte, el Disco Duro Externo o Portátil también es un sistema de almacenamiento masivo, utilizado para guardar información, pero a diferencia de las memorias USB y tarjetas SD, este dispositivo cuenta con una capacidad mucho mayor, ya que generalmente ofrecen a partir de 1 TB. Además, gracias a su diseño es posible transportarlo con facilidad y, dependiendo de su formato, es compatible con diversos sistemas operativos. Además, en la actualidad muchos fabricantes han incluido conexión Wi-Fi, denominados Wi-Drivers.

Es importante señalar que este tipo de dispositivo tiene una estructura más delicada que los mencionados anteriormente, por lo que se deben evitar los golpes o caídas, ya que esto podría generar pérdida de la información almacenada y graves daños en su estructura.

No obstante, debes saber que el valor de un disco duro externo suele ser mucho mayor que las memorias USB, tarjetas y sobretodo de los DVD, que es uno de los formatos de almacenamiento más baratos. Por esta razón, es importante tomar en cuenta la capacidad del dispositivo que decidas comprar, ya que esto va directamente relacionado con su precio, que también puede variar dependiendo de la marca del aparato.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...