¿Es seguro un Smart TV?

Última actualización: 13.10.19

 

Los Smart TVs se han convertido en el centro de ocio digital de nuestro hogar. Dispositivos que no solo nos permiten ver las emisiones de televisión de toda la vida, sino que también se conectan a la red para ofrecernos fácil acceso a un nuevo mundo de aplicaciones en streaming y contenidos remotos. Sin embargo, como todo dispositivo conectado a la red, los problemas de seguridad son una grave amenaza tanto para estos equipos como para sus usuarios. Así que vamos a responder a esta pregunta analizando el contexto actual en el que se mueven estos dispositivos.

 

El nacimiento del Smart TV

El Smart TV es un dispositivo reciente y con pocos años en el mercado. Tanto como para que aún no haya cumplido los 10 años de edad en el momento de escribir estas líneas. Y es que estos televisores se lanzaron comercialmente en el año 2010, con la voluntad de ofrecer un acceso más sencillo a los nuevos contenidos digitales que, por aquel entonces, empezaban a ofrecerse a los usuarios.

Un tiempo este en el que las amenazas digitales no eran tan serias como lo son actualmente, lo que en parte provocó que los desarrolladores no pusieran demasiado interés en proteger estos equipos. Algo parecido a lo que ocurrió con los primeros smartphones, todo sea dicho.

 

Las amenazas y el Internet de las cosas

No obstante, este nuevo mundo de internet no tardó en convertirse en el caladero perfecto en el que los hackers, los traficantes de datos y otros personajes del submundo digital utilizaban para realizar sus delitos. Algo que hoy día está a la orden del día, con todo tipo de amenazas para los usuarios.

 

 

Una situación que viene en paralelo al nuevo entorno del llamado Internet de las Cosas. Este contexto se refiere al ecosistema generado por la gran cantidad de dispositivos conectados a la red, que van desde el Smart TV o el reproductor Blu-Ray al PC o al portátil pero también al móvil, a la nevera o incluso al horno, además de otros dispositivos inteligentes que hoy día tenemos por casa. Un contexto que, por extraño que parezca, mantiene la cierta ingenuidad de los primeros Smart TV en lo que a proteger el entorno se refiere, siendo una fuente de vulnerabilidades considerables.

 

Algunos casos históricos

Como prueba de este tipo de debilidades, centrándonos de nuevo en los Smart TVs, se han producido una serie de eventos que han causado no pocos problemas a los usuarios. El primero de ellos se presentó en los televisores conectados de Samsung, en los que un hacker podía tomar el control de las aplicaciones de redes sociales y publicar lo que quisiera en nombre del usuario. Televisores a los que también afectó un problema que permitía activar la cámara y el micrófono de forma remota u otra incidencia que insertaba noticias falsas en el buscador del dispositivo, al gusto del atacante.

En 2014 se produjo otro ataque sobre los llamados HbbTV, un estándar muy conocido para los televisores Smart TV y que contaba con debilidades tan graves como para que con la ejecución de un código malicioso pudieran utilizarse todo tipo de televisores para secuestrar los dispositivos situados en la red en la que estaban instalados, mostrar avisos falsos e incluso robar información. Problemas que se reprodujeron en el año 2017, con este mismo dispositivo.

En este caso, bastaba lanzar una señal por aire, mediante televisión convencional, para tomar el control del televisor y acceder a elementos como el micrófono, la cámara o acceso a los datos personales. Una vulnerabilidad que afectaba a 9 de cada 10 dispositivos vendidos en los últimos años.

Como último ejemplo, un estudio realizado por Consumer Reports realizado sobre cinco marcas de televisores diferentes con una plataforma Smart TV distinta demostró que millones de estos productos podían ser controlados de forma remota por atacantes que ejecutasen un código malicioso. Un problema que, según el resultado de esta asociación, no requería además de unos amplios conocimiento técnicos. Entre los efectos de estos ataques se encontraban la posibilidad de instalar nuevas apps, subir el volumen y, por supuesto, acceder a todos los datos que los usuarios tengan en su dispositivo.

 

 

Los datos y las nuevas funciones, nuevos problemas

Una de las cuestiones que destaca al leer los problemas que causa esta falta de seguridad en los dispositivos tiene que ver con el uso de los Smart TV. Y es que un contexto en el que a los atacantes informáticos les resulta más rentable robar datos que “romper dispositivos”, es obvio que los virus nuevos van a ser silenciosos, discretos y van a procurar robar todo lo que puedan, en provecho de los creadores de esos virus y ataques.

Algo que tiene que ver también con las nuevas funciones que incorporan estos dispositivos y que no siempre han sido debidamente protegidas por los fabricantes. La prueba la tenemos en que muchos equipos que cuentan con control por voz envían esos archivos sin cifrar, siendo accesibles por tanto para cualquiera que intercepte la conexión. O bien la falta de protección de las cámaras que, como pasa con las de los portátiles, pueden encenderse de forma remota por un atacante y suponen un grave ataque a nuestra intimidad.

 

En conclusión

Llegados a este punto, es posible que sepas cual va a ser nuestra respuesta a la pregunta de si un Smart TV es seguro. La respuesta es que, a día de hoy, este dispositivo no es seguro. Una respuesta que tiene que ver principalmente con la dejadez de unos fabricantes que no han protegido adecuadamente sus equipos para que sean seguros, dejando todo tipo de puertas abiertas para atacantes.

No obstante, dice el refrán que más vale tarde que nunca. Y sí es cierto que la amenaza de seguridad actual que afecta a estos dispositivos ha hecho que las marcas cambien de parecer, lo que se percibe especialmente en los modelos más actuales. La muestra la tenemos en los modelos de LG, cuya versión 4 de Web OS cuenta con el certificado UL Cybersecurity, que da muestras de una mayor seguridad. Algo que poco a poco se extenderá al resto de fabricantes, aunque siempre dejará algo abierta la puerta en los modelos más antiguos.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...