El curioso experimento para vivir un año sin tu smartphone

Última actualización: 19.06.19

 

El smartphone se ha convertido en un apéndice más para muchos de nosotros, que no somos capaces de salir sin él a la calle y que incluso nos entra la ansiedad cuando nos lo dejamos accidentalmente en casa. Algo que puede ser sorprendente considerando el relativo poco tiempo que hace que este producto está entre nosotros. Tanto como para que una empresa haya lanzado un curioso concurso para quien pueda ser capaz de prescindir de su terminal durante todo un año.

 

Qué dicen los estudios

De todos modos, para meternos un poco en contexto, es interesante echarle un vistazo a lo que dicen los estudios sobre este tipo de productos. Y lo cierto es que los resultados no dejan mucha duda respecto del planteamiento que habíamos realizado en la introducción.

Como muestra, podemos recurrir al estudio de Statista, efectuado en el año 2016, en el que se estima en 2 horas y 11 minutos el tiempo que empleamos los españoles usamos nuestro móvil cada día. Casi el 10% de nuestra vida diaria. No obstante, estamos algo alejados de los países más punteros en esta clasificación como Brasil, donde el tiempo de uso diario ronda las 5 horas. Un dato que si ponemos en consonancia con el grado de penetración de la telefonía móvil en nuestro país, del 92%, demuestra cómo este terminal está convirtiéndose en algo imprescindible.

Además, el uso de apps diversas cada vez es más notable, dejando el uso de las funciones de voz del dispositivo en algo marginal. Así pues, cada español tiene en torno a 16 apps instaladas en su móvil, según indica un estudio de Deloitte. Entre estas apps, las de chats o mensajería instantánea son de las más habituales, junto con otras dedicadas al uso de redes sociales.

 

 

Sorprende también un alto uso de apps de vídeo, así como todo tipo de juegos. Aplicaciones cuyo uso va en paralelo con el tiempo diario dedicado al móvil que hemos comentado antes. Así que con este entorno no resulta extraño que el móvil se haya convertido en un elemento imprescindible para nosotros.

 

El reto

En este contexto, llega el reto lanzado por el productor de aguas vitaminadas Vitaminwater. Un reto por el que este fabricante ofrece una recompensa de hasta 100.000 dólares para aquella persona que sea capaz de vivir un año separado de su smartphone. De todos modos, para participar en este concurso, la empresa requería que sus concursantes viviesen en los Estados Unidos y realizasen una serie de publicaciones para confirmar su participación. Algo cuanto menos curioso teniendo en cuenta el objetivo final del mismo. Aunque también es cierto que si no fuera así, poco provecho de marketing podría sacar la empresa.

Por eso, entre las reglas del reto hay algunas que ayudaban a que el concursante superase mejor el tiempo que iba a estar sin su ansiado terminal. Entre ellas, se encuentraba un práctico teléfono móvil del año 1996, con el que el concursante no quedaría aislado por completo mientras participaba en la prueba. Entre otras cosas porque la prohibición afecta tanto a cualquier tipo de móvil como de tablet, propio o de cualquier otra persona que el participante tenga cerca.

No obstante, los seguidores en redes sociales del concursante tampoco tendrían que tener miedo por perder el contacto con él, dado que las bases del concurso sí permitían utilizar ordenadores portátiles o convencionales. Y es que no era cuestión de perder el trabajo por no poder usar estos dispositivos en la jornada diaria. Lo curioso es que las reglas del concurso también te permitían usar asistentes inteligentes como los de Google o Apple. Suponemos que por tal de no impedir que el participante se quede sin poder manejar su hogar en caso de que sea una casa domotizada.

Como paso final para el cobro del premio, era necesario someterse a un detector de mentiras. Con esta última prueba, la empresa organizadora del concurso pretendía verificar que los usuarios cumplieron con los requisitos establecidos y fueron capaces de mantenerse un año alejados de cualquier teléfono móvil. Si este era el caso, el concursante recibiría ese jugoso premio de 100.000 dólares del que hablamos al principio. En caso de que solo fuera capaz de haber aguantado seis meses, existía un pequeño premio de consolación de 10.000 dólares.

 

 

Entre el marketing y la realidad

Llegados a este punto, en el que hemos visto ya en qué consiste el concurso, resulta claro que el objetivo final del mismo no es más que una campaña de marketing a fin de dar conocimiento a esta marca de aguas. Una marca que, todo sea dicho, es propiedad de Coca Cola.

Sin embargo, lo que subyace tanto del concurso como de todo lo que hemos comentado respecto de los hábitos de uso que tienen los usuarios del móvil es que el mismo actualmente es bastante elevado. En el caso de España, es cierto que esto no es tan elevado como ocurre en otros países, pero lo cierto es que dedicarle casi dos horas al móvil es bastante tiempo.

Así pues, lo que quizá deberíamos hacer todos, aún cuando no haya premio de por medio, es tratar de darle un uso algo más razonable al smartphone, al menos en cuanto al tiempo que le dedicamos se refiere. Algo que incluso los grandes del sector como Twitter o Facebook han tenido ya en cuenta, ofreciendo actualmente opciones que permiten registrar el tiempo que le dedicamos a una aplicación determinada y que establecen alertas cuando has dedicado más tiempo del que deberías a la misma.

Así que si quieres tener el premio de contar con más tiempo para ti, no tienes más que establecer este tipo de alertas y limitar el uso de cualquier aplicación a la que sientas que le dedicas más tiempo de la cuenta. Porque incluso la mente necesita algo de tiempo para no hacer nada, siendo este un aspecto en el que el móvil no ayuda demasiado, la verdad.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...