Conoce los 10 trucos más interesantes para Alexa

Última actualización: 11.10.19

 

Playa o montaña, café o té, la tortilla con cebolla o sin ella… son algunas de las muchas decisiones que tenemos que afrontar y por las que resulta necesario tomar partido. Unas decisiones que también han dado el salto al mundo de los asistentes virtuales, de modo que se hace necesario elegir entre Siri o Alexa, sin olvidar del asistente de Google que, pese a su notable desarrollo todavía no tiene nombre.

De todos modos, si has tomado ya tu decisión y te has equipado con uno de estos altavoces inteligentes de Amazon, vamos a dejarte con un interesante listado de trucos y consejos con los que te será más fácil sacarle partido a este producto. Aunque el primer consejo que vamos a darte es contar con la aplicación específica diseñada para estos altavoces, que nos servirá de puerta de entrada para buena parte de las cuestiones que veremos a continuación.

 

#1 Uso de Skills

Dentro de las funciones que tiene la app de Alexa se encuentran las llamadas Skills. Estas Skills vienen siendo una especie de scripts o programas específicos que nos dan funcionalidades extra y concretas con las que sacar más partido al dispositivo. Lo mejor es que mucho de estos Skills están directamente vinculadas a empresas y otras apps, de modo que podemos escuchar las noticias de nuestro diario favorito, acceder a ciertas apps o incluso conocer los horarios a los que pasa el autobús por una cierta parada.

 

#2 Activa la localización

La localización es una de esas pequeñas cosas que hace Alexa mucho más útil. Algo que nos permite obtener al momento el parte meteorológico para nuestra ubicación o bien acceder a pequeños establecimientos cercanos. Para establecer esta ubicación no tenemos más que acceder a la configuración de la app, seleccionar el dispositivo e introducir su ubicación en la zona correspondiente para que la misma quede debidamente almacenada.

 

 

#3 Llámame como quieras… o casi

Si tienes algún familiar o amigo que se llame Alejandra en casa seguramente acabe harta de girar la cabeza cada vez que quieres llamar a tu asistente. Por suerte, es algo que podemos cambiar. Basta con acceder a la configuración del dispositivo para cambiar lo que técnicamente se denomina la palabra de activación. El inconveniente es que no podemos elegir la palabra que más nos guste sino que solo podemos elegir entre Alexa, Amazon o Echo.

 

#4 Sincronizando tus cuentas

A pesar de la guerra abierta y mal disimulada entre Amazon, Google  y Apple en relación a los asistentes, que incluso ha llevado a limitar el acceso a cuentas o tecnología entre estas marcas rivales, lo cierto es que si podemos llevar nuestra cuenta de Apple, de Google o de Outlook en nuestro dispositivo. Algo que tiene como principal ventaja el acceder a las citas de nuestro calendario compartido, de modo que no se nos escape ninguna cita.

 

#5 Usando las rutinas

Al igual que Google tiene su rutina “buenos días”, Alexa cuenta también con los comandos “buenos días” y “buenas noches”, con los que acceder a información interesante o funciones específicas. Entre otras cosas porque estas dos rutinas son configurables de la forma que más nos guste, de modo que al lanzarlas obtengamos la información que nos interese.

Pero también tenemos la posibilidad de crear nuestras propias rutinas y darle el comando de activación que nos venga. Como ejemplo, podemos crear una rutina que nos de los precios de las acciones que nos interesen y añadirle como activación “como van mis acciones”. O bien otra rutina llamada “Alexa, como ha ido la jornada” en la que el asistente nos de los resultados de nuestra liga favorita. Todo es cuestión de experimentar.

 

#6 Sigue siendo un altavoz Bluetooth

Aunque a veces se nos pueda olvidar, Alexa es un producto que sigue estando basado en un altavoz Bluetooth, que podemos usar de la forma que más nos guste. Esto nos permite reproducir música cómodamente pero también conectar nuestro móvil para reproducir los archivos que allí tengamos. Todo ello sin olvidar las opciones que este altavoz nos ofrece para hacer y recibir llamadas, disponiendo de un alto rendimiento a la hora de percibir nuestra voz.

 

 

 

#7 Alarmas y temporizadores

Otra opción interesante de este asistente es la de gestionar el tiempo. Algo que nos permite poner alertas o alarmas para la hora que queramos con solo pedírselo a Alexa. Por seguridad, una vez puesta la cita Alexa se encargará de confirmarnos los detalles. Pero si andas en la cocina, en el baño o en cualquier otra tarea que requiere de control del tiempo y no tienes las manos libres, puedes pedirle a Alexa que ponga un temporizador para el tiempo que necesites. Unos temporizadores que puedes diferenciar cómodamente con solo añadir la coletilla final que más te convenga para identificarlos según la tarea a la que se refieran..

 

#8 Traductor

En línea con lo que ofrece el asistente de Google, también es posible convertir a Alexa en un traductor en tiempo real con el que entendernos con quien sea necesario. Para ello, basta con decir la frase que queramos traducir y añadir al final de la misma el comando “en ingles”… o en alemán, en francés o el idioma que corresponda. Al momento, Alexa nos dará la traducción de dicha frase de viva voz.      

 

#9 Convierte un altavoz sencillo en inteligencia

Antes hemos comentado que gracias a la conectividad Bluetooth es posible usar el altavoz como un modelo Bluetooth convencional. Pero esto también podemos hacerlo al revés, de modo que si tenemos una barra de sonido o un buen juego de altavoces Bluetooth podemos aprovecharlos y convertirlos en un sistema inteligente. Algo para lo que basta conectar ambos elementos con la salida que incluye el altavoz. El único pero de este sistema es que la respuesta de Alexa seguirá sonando a través del altavoz del Echo.

 

#10 ¡Que te calles, Alexa!

Como último truco tenemos la posibilidad de mandar a callar a Alexa cuando sea necesario, bien porque ya nos ha dicho lo que necesitábamos saber o porque no estemos solos y este diciendo cosas que no deban ser escuchadas por quienes están con nosotros. Para que Alexa calle, no tenemos más que decir “Alexa, para” o “Alexa, nada” para que el asistente corte lo que nos estaba contando y quede listo para el siguiente comando que queramos darle.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...