Cómo lograr un hogar más saludable con menos contaminación electromagnética para nuestros hijos

Última actualización: 07.12.19

 

Vivimos tiempos en los que las ondas electromagnéticas son una constante a nuestro alrededor. Basta con mirar cuántas redes WiFi tenemos a nuestro alcance para darnos cuenta de que son bastantes. Lo mismo pasa con las señales de Bluetooth o bien con las señales de los teléfonos inalámbricos que tenemos por casa. Una serie de ondas considerablemente útiles para nuestra vida diaria pero que pueden acabar siendo un problema, por el exceso de contaminación electromagnética que aportan a nuestro entorno.

 

Qué efectos tienen las ondas sobre nosotros

Estas ondas electromagnéticas no son visibles en nuestro entorno de forma física, pero nuestro cuerpo sí puede percibirlas. Unas ondas que, en general, no tienen graves efectos sobre la salud pero que sí pueden generar ciertas molestias cuando se trata de concentraciones elevadas de las mismas. En concreto, estas ondas pueden causar dolores de cabeza, malestar en general, falta de concentración y contribuir al deterioro de la formación neuronal en los más pequeños. Aunque todo esto, como decimos, en un nivel bastante reducido.

No obstante, cabe recordar que sí hay personas que tienen una mayor sensibilidad a este tipo de ondas, en cuyo caso estos efectos se perciben con una mayor intensidad. Estas personas, afectadas de lo que se ha venido en denominar una hipersensibilidad electromagnética, sí son capaces de notar la presencia de este tipo de ondas y de presentar los problemas que hemos comentado con mayor intensidad. Así que la idea de reducir la presencia de estas ondas en nuestro entorno siempre ayuda.

 

 

Reduciendo la fuente

A la hora de ajustar la presencia de ondas electromagnéticas en nuestro hogar conviene saber que la principal fuente de las mismas está ya identificada. De hecho, ya las hemos comentado. La mayor parte de las ondas provienen de nuestro router WiFi, de la base del teléfono inalámbrico, de nuestro teléfono móvil, del microondas y de otros elementos similares que, para su funcionamiento, generan este tipo de ondas molestas.

Para reducir la presencia de esas ondas en este entorno, podemos empezar acercando los dispositivos que necesiten conectarse mediante dichas ondas. Y es que  cuanto más cerca estén los dispositivos conectados entre sí, como el teléfono inalámbrico de la antena o bien el móvil del router al que se conecta por WiFi, menor va a ser la necesidad de emitir señal por parte de estos dispositivos para mantener la conexión. Algo a lo que también ayuda el sacar los emisores de señal de espacios en los que estén encerrados o encajonados, dado que esto los obliga a reducir la cantidad de ondas electromagnéticas necesarias para funcionar.

Como idea adicional, tendríamos la posibilidad de eliminar por completo la presencia de ondas en el entorno si prescindimos de las tecnologías sin cable en favor de las cableadas. Es cierto que para algunos objetos esta conectividad resulta imprescindible, como pasa con el teléfono inalámbrico o el WiFi del móvil, pero también es verdad que la misma puede usarse con inteligencia. Por ejemplo, cambiando la conexión cableada con nuestro PC de sobremesa que, a fin de cuentas, no se va a mover de donde está. O teniendo un teléfono fijo al lado del sillón de casa, sin perjuicio de usar uno inalámbrico para aquellos casos en que sea realmente necesario.

 

Los cuartos de los niños libres de ondas

El uso de estas ideas es interesante para todo nuestro hogar, pero aún más lo es en los cuartos de los más pequeños, a fin de evitar la presencia de estas ondas relativamente nocivas en su entorno. Así que si vamos reemplazando las opciones sin cable por otras cableadas, empezaremos a reducir esta presencia.

Sin embargo, en el caso de los pequeños, hay más cosas que podemos hacer. Por ejemplo, vetar el uso del móvil y el teléfono inalámbrico a los más pequeños todo el tiempo que sea posible y limitar el tiempo de uso. Estos dos elementos generan gran cantidad de ondas durante el uso, así que limitar el tiempo y el acceso siempre será una buena idea. En la misma línea, también podemos optar por los vigilabebés basados en tecnología Bluetooth en vez de aquellos que emplean tecnología WiFi. En términos de emisión, estas conexiones Bluetooth son más suaves y menos nocivas que las que emplean los dispositivos WiFi.

 

 

La tecnología también ayuda

En caso de no poder eliminar la fuente o reducir su intensidad, nos queda una tercera vía: reducir la intensidad de las señales en el caso en que la tecnología lo permita. Un aspecto en el que los teléfonos inalámbricos llevan bastante ventaja gracias a la moderna tecnología ECO DECT.

La tecnología DECT es el estándar que permite que el teléfono inalámbrico pueda conectarse con su base y transmitir el sonido y las llamadas. Esta tecnología se encuentra actualmente en proceso de reemplazo por la más moderna tecnología ECO DECT. Este nuevo estándar tiene la ventaja de contar con un planteamiento mucho más eficiente en términos de energía y uso de señales, de modo que es ideal para reducir la presencia de ondas en el hogar.

Siendo precisos, la tecnología ECO DECT tiene la ventaja de reducir a un 60% el uso de energía eléctrica que emplea un modelo DECT convencional, lo que  afecta también a la cantidad de ondas generadas durante el proceso, que caen en torno a un 80%. De hecho, un modelo ECO DECT en modo de espera no genera ondas perceptibles, gracias a la tecnología de su funcionamiento.

Por desgracia, en el caso del WiFi, que es uno de los mayores emisores de ondas, no tenemos la suerte de contar con tecnologías de este tipo. Sí es cierto que los actuales dispositivos cumplen de forma sobrada las exigencias de emisiones electromagnéticas actuales, pero se echa de menos un empeño de los fabricantes en reducir dichas emisiones, lo que puede contribuir a reducir los riesgos presentes y futuros asociados al uso de dichas ondas. De todos modos, es posible que en un futuro cercano sí podamos ver resuelto este problema.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...