Así serán los smartphones del futuro…

Última actualización: 13.12.19

 

Más allá de las tendencias futuristas que algunos preveían, los smartphones del futuro no van a ser muy diferentes de lo que tenemos ya. De hecho, alguna de esas novedades ya está tocando a nuestra puerta para quedarse. Así que si quieres saber qué te ofrecerán estos dispositivos de aquí a unos pocos años, no tienes más que echarles un vistazo a estas futuras novedades.

 

Pantallas plegables y flexibles

Las pantallas plegables y flexibles son uno de esos avances del futuro que parecen estar cerca pero no acaban aún de llegar al mercado. Y es que son muchas las ferias del sector en las que diversos fabricantes han presentado modelos basados en esta tecnología, pero por ahora no pasan de ser meros prototipos que no salen a la venta.

La última prueba de estos avances la tenemos en las novedades presentadas en el Mobile World Congress de Barcelona en su edición de 2019. Un evento en el que los modelos equipados con este tipo de pantallas están siendo las estrellas de las diferentes presentaciones de las marcas, contando algunos de ellos incluso con precio, aunque sin fechas de venta.

Como referencia, tenemos el Huawei Mate X, que presenta una pantalla plegable, que podemos convertir en tablet con solo desplegarlo, o bien usarlo en modo móvil con dos pantallas separadas. Su precio… nada menos que 2.300 euros, el móvil más caro del momento. Una tecnología a la que se suman otros fabricantes como TCL, que quizá lleguen para el año 2020, aunque dado que lo que hoy día tienen no son más que meros prototipos, quizá su lanzamiento se atrase.

 

Tecnología 5G

El móvil del futuro necesita datos. Un hambre de información en el que la velocidad es clave, especialmente en un contexto donde el vídeo en streaming en 4K seguramente también llegue a imponerse, de modo que no hay tiempo que perder a la hora de subir ese vídeo que acabamos de grabar o de disfrutar de cualquier contenido en streaming. En este contexto, parece que la capacidad de la red 4G se está quedando corta, por lo que los móviles del futuro apuestan claramente por el 5G.

 

 

No obstante, si nos vamos a las características técnicas de esta tecnología, resulta fácil entender el motivo de este cambio. Y es que la red 5G puede llegar a multiplicar por 100 la velocidad de las conexiones 4G actuales, con una tasa de datos que puede llegar hasta los 10 Gbps. Pero por si esto fuera poco, esta red es capaz de reducir la latencia a apenas 1 milisegundo y de soportar hasta 100 conexiones en un solo dispositivo. Sin olvidar también la reducción del 90% en el consumo de batería por la conexión a la red, lo que es fundamental para el nuevo internet de las cosas.

Precisamente este internet de las cosas es lo que más “tira” de estas nuevas redes. Hablamos no solo del microondas o el frigorífico conectado a la red, sino de instrumentos más complejos como los futuros coches autónomos. Controlar este tipo de dispositivos requiere de conexiones de alta potencia, alta cobertura de la señal y una disponibilidad casi total. Unos requisitos que, actualmente, cubre esta tecnología. Ahora solo queda ver cuánto tiempo tardarán las empresas de telecomunicaciones en migrar sus redes a este nuevo estándar, aunque conociendo su “eficiencia”, seguramente sea mucho.

 

La Inteligencia Artificial será mucho más lista

Otro de los avances que veremos en los mejores smartphones del futuro tiene que ver no tanto con el hardware sino con el software. Y es que los dispositivos que vienen contarán con tecnologías mejoradas en lo que al uso de la Inteligencia Artificial se refiere. Un aspecto en el que cambiará la forma en que nos relacionamos con nuestros móviles y cómo los utilizamos.

En este contexto, ganarán mucho interés los asistentes, que ahora serán más polivalentes, prácticos y precisos. Ya no tendremos los problemas actuales cuando se trata de que entiendan lo que les estamos diciendo, al tiempo que incorporarán nuevas funciones para que las tareas más habituales puedan ejecutarse directamente con la voz de forma cómoda.

En paralelo, estos asistentes y su nueva inteligencia se encargarán también de ser proactivos y no meros elementos pasivos como hasta ahora. Así, nuestro asistente se encargará de evitar que borremos archivos que no deberíamos borrar, de que mandemos mensajes o hagamos llamadas a ciertas horas de la madrugada o bien de recordarnos si nos hemos dejado la puerta de la casa abierta o la calefacción puesta cuando estamos fuera. Funciones en las que los procesos actuales de conexión digital del hogar también aportarán su granito de arena.

 

 

Más batería y carga más rápida

Para alimentar estos móviles ultramodernos, es necesario que los terminales dispongan de la energía suficiente para ello. Algo que puede ser un problema, tal como lo es actualmente para aquellos usuarios que usan sus smartphones con mayor intensidad y que en este móvil del futuro también mejorará.

El problema es que la construcción de baterías no es un campo en el que haya mucho más margen de mejora respecto de lo que tenemos actualmente, a menos que haya una novedad que rompa la tendencia. De hecho, volviendo al Mobile World Congress, los móviles plegables o con pantalla flexible que se están presentando cuentan con baterías de unos 4.500 mAh, así que queda claro que no queda mucho espacio para incrementar su capacidad.

Por suerte, los fabricantes sí pueden trabajar en el otro lado del enchufe: el proceso de carga. La tecnología actual de carga rápida quedará desfasada en poco tiempo y será sustituida por un sistema de carga rápida que deje nuestro smartphone completamente lleno de batería en apenas unos minutos. Un proceso al que se suma también una prevalencia de la carga inalámbrica, ya presente en muchos móviles.

Pero las dos novedades más futuristas de este segmento tienen que ver con las nuevas formas de carga. Una de ellas es la carga solar, así que bastaría dejar el móvil un rato al sol para que su batería se cargue.

También tenemos las nuevas baterías fabricadas por Cotta Powered, que podrán cargarse mediante las ondas WiFi presentes en el aire, al tiempo que mantenemos la conectividad. Y no podemos olvidarnos de los modelos que se cargan con el movimiento o la fricción. Aunque estos dos últimos aspectos serán los que más tarden en llegar a nuestros terminales, si es que llegan algún día.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...