Así funciona Juul, el llamado iPhone de los vapeadores

Última actualización: 23.05.19

 

Ocurrió con el DVD en su momento, con los reproductores MP3 y con los Smart TV Box. La llegada de una nueva categoría de productos al mercado se traduce en una amplia gama de dispositivos con diversas funciones y opciones a la hora de cumplir con aquello para lo que han sido diseñados.

El caso del vapeador no es diferente. Si le echamos un vistazo al mercado, encontraremos una gran variedad de productos, que van desde los modelos compactos y sencillos basados en líquidos a aquellos equipados con cartuchos de tabaco. Productos que permiten controlar por completo la intensidad del vapeo y la cantidad de humo generado. En el caso de los modelos que funcionan directamente con cartuchos, este planteamiento ahorra problemas a la hora de montar el vapeador y disponer de nuestro sabor favorito.

Precisamente dentro de este último segmento del mercado nos encontramos con Juul, un producto que funciona con cartuchos de tabaco y que, para muchos usuarios, es el mejor vapeador del momento. Sepamos si este título es algo más publicitario que real con este análisis detallado del dispositivo.

 

Qué es Juul

Tal como hemos comentado, Juul es un vapeador que se encuentra dentro de la categoría de vapeadores con resistencia eléctrica. Esta resistencia se encarga de calentar el contenido de los cartuchos con los que el dispositivo se carga, generando así las sensaciones del fumado con una notable fidelidad frente a ese proceso general.

Así pues, a primera vista, no parece muy diferente en lo que a su planteamiento se refiere respecto de lo que otros modelos nos ofrecen. Pero lo cierto es que la tecnología que ofrece este modelo sí rompe dicha tendencia, empezando por su aspecto. A primera vista, este producto podría pasar sin problemas por una memoria USB o un pequeño pendrive, en una imagen estilizada y elegante que rompe con el diseño tosco de otros cigarrillos electrónicos y vapeadores. Un aspecto que tiene una considerable ventaja tanto al coger el producto como a la hora de manejarlo, dando una mayor comodidad durante el proceso de fumado.

Una ventaja que se aprecia también en las medidas y el peso del producto, lo que facilita llevar el dispositivo a cualquier parte. En concreto, el dispositivo cuenta con un largo de 9 centímetros, 1,5 de ancho y solo 5 milímetros de altura, así que no es un objeto que llame la atención por su tamaño. Si a esto se le suma un acabado elegante y de calidad, la imagen del producto está más que garantizada.

 

 

Cómo funciona Juul

El funcionamiento de Juul no viene siendo muy diferente de otros modelos que encontramos en el mercado. En el interior del producto hay una resistencia eléctrica y una batería, que se encargan de generar el calentamiento del tabaco o del contenido que hayamos introducido en el interior del dispositivo. Tal como ocurre con cualquier otro vapeador o cigarrillo convencional.

Sin embargo, en donde radica una de las mayores diferencias es en la parte de la carga, que rompe con lo convencional. En este caso, no hablamos de líquidos que debemos verter en el interior de un depósito después de haber desmontado por completo medio dispositivo, sino que el vapeador funciona mediante unos cartuchos listos para introducir en el Juul. Un procedimiento que lo hace todo mucho más fácil a la hora de fumar.

Una vez activado el cartucho correctamente, podemos empezar a fumar, utilizando para ello el botón con el que cuenta el dispositivo. Al momento, se produce la inflamación del producto y se inhala tanto el humo como la nicotina, en caso de que hayamos elegido un un cartucho con este componente incluido. Un proceso que, según quienes saben de esto, genera unas agradables sensaciones en boca, de lo más parecidas a las de fumar un cigarrillo tradicional.

 

Lo que el cartucho esconde

Uno de los problemas actuales de Juul son los sabores que encontramos a la venta. En concreto, son solo seis los cartuchos lo que actualmente están en el mercado, con sabores como tabaco dorado, menta glacial, crema royal de sabor a vainilla o mango. Unos sabores bastante logrados y con una adecuada intensidad y fidelidad en cuanto a estos diferentes sabores se refiere.

No obstante, hay un par de problemas que tienen estos cartuchos. El primero de ellos es que todos los productos contienen nicotina. No hay ningún producto que no tenga este ingrediente dentro de su formulación. Por tanto, quienes quieran evitar los riesgos propios de la nicotina no tendrán en el Juul una buena ayuda, puesto que cada una de estas cápsulas tiene una concentración del 1,7%. Como referencia, una cápsula de este producto tiene 59 miligramos de nicotina, mientras que un paquete de tabaco normal no suele pasar de los 40 miligramos. Traducido en cigarrillos, frente a los 1 o 2 miligramos de nicotina de un cigarrillo convencional, una “fumada” con Juul vendría teniendo en torno a los 3 miligramos, aunque todo depende de la forma en que se fume.

 

 

Algo que se refuerza con un segundo problema, como es la forma en la que el producto se formula. A diferencia de los líquidos convencionales y de otros productos con nicotina, en el caso del Juul dicha nicotina no está presente por la formulación convencional, sino que la misma tiene que ver con un “invento” denominado sales de nicotina. Estas sales provocan una mayor asimilación de la nicotina en el organismo, lo que es un problema adicional a la hora de fumar, puesto que cada calada de Juul tiene un mayor efecto en el cuerpo. Por tanto, son aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de comprar el producto.

 

Disponibilidad y precio

Si aún no tienes la decisión tomada, no te preocupes, puesto que aún estás a tiempo de pensártelo. Entre otras cosas, porque la disponibilidad de Juul en el mercado español todavía es limitada. Oficialmente no está a la venta, pero sí es cierto que algunas tiendas externas mandan el producto a España. No obstante, el riesgo de que nos vendan una falsificación es considerable.

Respecto del precio, los vendedores de Juul cifran el producto en torno a los 40 euros, solo por el dispositivo. En cuanto a los cartuchos, en Reino Unido se vende un pack de 4 cartuchos por unas 10 libras más impuestos y gastos, de modo que cada una de estas cápsulas vendría saliendo por unos 3 euros. De todos modos, todo son estimaciones que no se confirmarán hasta que Juul llegue al mercado español.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...