9 trucos para hacer fotos increíbles desde tu móvil

 

Una de las mayores ventajas que nos ofrece el smartphone es la posibilidad de sacar fotos en cualquier momento y con una alta calidad. Al menos siempre que sepamos lo que estamos haciendo y cómo utilizar nuestro móvil para optimizar dichas fotos. Algo que no siempre es fácil, pues la tecnología móvil ha ganado tanto en complejidad en lo que a las cámaras se refiere, que muchos terminales cuentan con más opciones y funciones adicionales de las que incluso ofrecen las cámaras de gama baja y media que encontramos en el mercado. Aquí puedes encontrar una lista de smartphones que cuentan con cámaras de diferentes cualidades, para que elijes la que mejor se acople a tus necesidades de fotografía.

Adicionalmente, a la hora de tomar fotos desde nuestro móvil, tenemos otro problema, el de la inmediatez. Ahora no hace falta sacar la cámara de su funda, poner flash y objetivo, enfocar manualmente o rebobinar carretes. El aquí y el ahora hace que muchas veces tiremos la foto sin apenas darle tiempo al móvil a enfocar o sin ver si la configuración de la toma de imagen es la adecuada. Así que para evitar estos problemas y darles un toque profesional a las fotos de tu smartphone, te ofrecemos estos prácticos consejos.

 

1. Limpia la lente

Una obviedad que siempre se nos olvida pero que resulta lógica para obtener fotos de calidad. Una lente sucia puede mostrar restos en nuestras fotos y afectar a su calidad, así que limpiarla con cuidado es fundamental. Tampoco está de más evitarle daños tales como el rayado de la misma, que a largo plazo puede suponer un problema para obtener fotos de calidad. Si lo necesitas, existen productos limpiadores específico, así como fundas que protegen adecuadamente esta zona del terminal.

 

2. Ojo con el flash

El flash de nuestro smartphone no es más que una luz LED de alta potencia que se dispara en el momento de tomar una foto, sin que podamos regularlo más allá de encenderlo o apagarlo. Esto provoca que el efecto del mismo sea bastante más intenso que el de los flashes convencionales, pudiendo incluso causar deslumbramientos o sombras a la hora de tomar nuestras fotos. Algo que conviene tener en cuenta a la hora de activarlo o no, aunque cuanto más prescindamos de él, generalmente mucho mejor.

 

 

3. Déjate ayudar en el enfoque

Lo primero que se suele enseñar a la hora de hacer una foto de calidad es la importancia del enfoque. Algo que se refiere a la necesaria ubicación del elemento que queramos fotografiar dentro de la imagen, así como su armonía con el resto de objetos y elementos que encontremos detrás de la misma. Algo en lo que el modo de cuadrícula que incluyen los móviles resulta de utilidad, para ver cómo queda la imagen y centrarla correctamente. Todo ello sin olvidar la importancia de darle el tiempo necesario al móvil para que enfoque correctamente mediante la pulsación en pantalla de donde queremos centrar la imagen.

 

4. El zoom con moderación

Dado que el zoom que incluyen los móviles generalmente solo es digital, esto se traduce en pérdida de calidad de imagen a la hora de tomar fotos. Por eso, resulta necesario extremar al máximo las precauciones a la hora de acercarnos a los objetos, dado que cuanto mayor sea el nivel de zoom que estamos utilizando, mayores serán los riesgos de obtener imágenes pixeladas o de peor calidad. Siempre será mejor dar un paso adelante y acercarse al objetivo a fotografiar.

 

5. Las funciones existen por algo

Tal como decíamos antes, los móviles actuales tienen una amplia variedad de funciones que cada vez se parecen más a las de las cámaras convencionales. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de que estos controles existen, de modo que disparamos todas las fotos con los mismos parámetros. Por tanto, dedica algo de tiempo a ver los diferentes controles que tienes a tu disposición y úsalos para mejorar de forma adecuada para obtener una mejor calidad en tus fotos.

 

6. El trípode es muy necesario

Cuando tomamos fotos con zoom, es frecuente que veamos un mensaje que nos diga “mejorando la foto, no muevas el dispositivo”. Y es que cuando se trata de usar el zoom o aprovechar mejor la luz, resulta importante disponer de un trípode. Y es que estos dos modos de toma de imagen incrementan el tiempo de exposición, así que no mover el smartphone durante el mismo es clave. Algo a lo que nos ayudará un buen trípode o procurar tener el mejor pulso que podamos a la hora de hacer nuestras fotos.

 

 

7. Rompe la línea

Si le echas un vistazo a la galería de tu móvil, seguramente veas que todas las fotos que has hecho se lanzan desde la zona de los ojos. Algo que puede ser adecuado pero que también te lleva a perderte otros aspectos interesantes. Para aprovecharlo, no tienes más que arrodillarte o sentarte y cambiar la zona desde la que tomas tus fotos. Y si a este cambio de posición le añades un cambio de inclinación a la hora de tomar las imágenes, descubrirá un nuevo mundo interesante con el que dar un toque diferente a tus fotos.

 

8. No te quedes con la foto original

Una vez que hemos tomado la imagen, no hemos acabado con nuestro trabajo,  porque con un poco de esfuerzo podemos editar esas imágenes y darles un aspecto aún mejor a la hora de disfrutar de nuestras fotos. La solución más sencilla es recurrir a los diferentes filtros que tenemos a nuestra disposición, con los que darles un toque distinto a las imágenes. Pero si te atreves, también puedes buscar algún programa de edición de fotos o incluso las propias opciones de la cámara, de modo que le des ese toque personal a cada imagen.

 

9. Haz muchas fotos

Como último consejo, no te olvides de hacer todas las fotos que puedas. Aquí no hay costes de revelado ni otros problemas, así que cuantas más fotos tires, más posibilidades tienes de dar con una que te guste. Como consejo, para una misma foto siempre conviene lanzar dos o tres pruebas, viendo cuál queda mejor posteriormente.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...